La Agencia EFE ha mantenido este jueves un encuentro con los sindicatos para trasladarles los resultados provisionales del año pasado (todavía sin auditar), que arrojan unas pérdidas operativas de 11,2 millones y un resultado neto negativo de unos 9 millones, según las fuentes consultadas por Vozpópuli. Son cifras muy similares a las del año 2019, con pérdidas operativas de 10,9 millones y un neto negativo algo superior a los 8 millones. La facturación también ha descendido y se sitúa en unos 84 millones de euros.

Durante la reunión, la dirección de la agencia que encabeza Gabriela Cañas también traslado que habrá salidas de la compañía, aunque no se señaló que se fuese a poner en marcha un Expediente de Regulación de Empleo (ERE). De hecho, la dirección incidió en que los ajustes serán “acordados y voluntarios”.

Los sindicatos también plantearon su interés en conocer los detalles del Plan Estratégico antes de retomar las negociaciones del convenio colectivo, que llevan en marcha cuatro años y todavía no han culminado. A este respecto, cabe recordar que EFE contrató a Deloitte para elaborar un plan de choque, si bien ese informe todavía no ha sido presentado a los representantes de los trabajadores.

En la reunión también se abordó el futuro de la sede de la agencia, ubicada en la Avenida de Burgos número 8 de Madrid. Se trata de un gran edificio de 18 plantas que la agencia ocupa casi en su totalidad. No obstante, debido a la pandemia, la mayoría de los trabajadores se encuentran teletrabajando, por lo que el edificio se encuentra medio vacío.

La dirección ha señalado que está haciendo un estudio de espacios en el que se tendrá en cuenta la implementación definitiva del teletrabajo en la agencia. En el caso de que se constate que no hacen falta tantas plantas, EFE se plantearía solicitar una renegociación del alquiler a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), su único accionista. De forma paralela, los sindicatos han reclamado la regulación de las condiciones para trabajar a distancia, algo que EFE todavía no ha hecho.

Resultados esperados en EFE

Los resultados económicos avanzados a los sindicatos se sitúan en la línea de los esperados por la dirección. El pasado noviembre, Cañas ya avanzó que esperaba terminar el año con un déficit similar al de 2019.

Durante una comparecencia en el Congreso de los Diputados, la presidenta también señaló que EFE cuenta para este año con un presupuesto de 51 millones de euros, más otros 5,8 millones que cobrará en concepto de atrasos tras haber sido reconocido como Servicio Económico de Interés General (SIEG).

EFE señala a este diario que se trata de "una reunión muy preliminar" y recuerda que hay acuerdo con los sindicatos para "actualizar el convenio colectivo", si bien "todavía no hay propuestas sobre la mesa".