La Comisión de Reconstrucción del Congreso de los Diputados ha recibido esta mañana a Rafael Doménech, responsable de análisis económico de BBVA Research, el abogado Iñigo Sagardoy y el economista Juan Rallo. Los tres han pedido a los políticos "consenso y confianza" y han defendido que no se derogue la reforma laboral del año 2012

"La derogación iría en la dirección contraria de lo que necesita el mercado laboral. Precisamente lo que necesitamos ahora es certidumbre, confianza y consenso para que las empresas mantengan empleo y luego lo puedan crear", ha defendido Doménech, que sí defiende que se mejore la legislación para reducir la dualidad del mercado de trabajo y se reduzca la temporalidad. 

Coincide con él Iñigo Sagardoy, que apunta que "la normativa laboral es un impulso al tejido productivo y tiene mucha importancia en el desarrollo de la economía. La española es un ejemplo de equilibrio entre trabajador y empresario, con necesidad de contar con agentes sociales, pero sólo sobre esa base se pueden construir marcos permanentes y futuros de mejora del empleo en nuestro país". 

Sagardoy pide a los políticos que trasladen confianza y parece aludir a los mensajes contradictorios que han lanzado distintos miembros del Ejecutivo sobre sus planes con la reforma laboral (como Pablo Iglesias, vicepresidente segundo, que sigue afirmando que se va a derogar íntegramente, y Nadia Calviño, vicepresidenta económica, que asegura que cualquier cambio en la norma se hará cuando sea apropiado y siempre con consenso en el diálogo social). 

Incentivos a la contratación y sólo 3 tipos de contrato

"La confianza es vital. El mensaje de confianza -por ejemplo el del presidente cuando anunciaba que se iba a abrir el turismo en nuestro país a partir de julio-- Solo con un mensaje se puede fomentar la formación de empleo", explica. 

Aboga también por la certidumbre y seguridad jurídica: "necesitamos una hoja de ruta clara para transitar. Cuando hay incertidumbre y vaivenes es un enemigo para la inversión y la creación de empleo". Y reivindica también el diálogo social entre patronal y sindicatos.

Sagardoy propone que el Gobierno apruebe medidas muy centradas en la contratación, mediante "incentivos a la contratación y la mayor calidad o estabilidad del empleo". "Creo firmemente que necesitamos una drástica reducción de los contratos que nos llevaría solo a tres tipos de contrato: indefinido, temporal causal y de formación".