La aerolínea de bajo coste británica Easyjet sufrió pérdidas antes de impuestos por valor de 645 millones de libras (747,33 millones de euros al cambio actual) durante su primer semestre fiscal correspondiente al año 2021 -de octubre a marzo-, lo que supone un aumento del 82,7% frente a los 353 millones de libras encajados en igual periodo del pasado año (409 millones de euros).

Según informó este jueves la compañía en un avance de sus resultados, sus ingresos disminuyeron un 90% hasta los 240 millones de libras (278,01 millones de euros) frente a los 2.382 millones de libras (2.760,21 millones de euros) facturados en el primer semestre fiscal del 2020, cuando los gastos recurrentes apenas se redujeron un 59%.

A pesar del impacto de la covid-19, EasyJet indicó que cuenta con el 90% de la flota disponible para poder hacer frente al pico de verano ante el levantamiento de las restricciones, ha operado ya un vuelo disciplinado y continúa aplicando un programa de reestructuración y reducción de costes.

Alivio de restricciones

“Con los viajes de placer despegando nuevamente en el Reino Unido a principios de esta semana, donde somos el mayor operador de los países de la Lista Verde y con tantos gobiernos europeos que alivian las restricciones para abrir nuevamente los viajes, estamos listos para aumentar significativamente nuestros vuelos para el verano con miras a maximizar las oportunidades que vemos en Europa", explicó el consejero delegado de la aerolínea, Johan Lundgren.

Según el directivo, "hay una demanda reprimida", como lo demuestra que cuando se publicaron los países de la Lista Verde, "se agregaron más de 105.000 asientos".

Asimismo, mostró su convicción en que el posicionamiento de su marca, su red de destinos y la flexibilidad de reservas le sitúan en "una buena posición para capitalizar la demanda ahora que se levantan las restricciones". Dentro de los ingresos, los correspondientes a pasajeros disminuyendo en un 91%, hasta los 170 millones de libras (196,99 millones de euros), y los ingresos procedentes de auxiliares disminuyendo en un 87% y se situaron en 70 millones de libras (81,1 millones de euros).

El número de pasajeros cayó un 89,4%, hasta los 4,1 millones. Compara con un primer semestre de 2020 con 38,6 millones. La compañía detalló que su capacidad disminuyó un 85%, hasta los 6,4 millones de asientos, cifra que supone además apenas un 14% de los niveles de capacidad del primer semestre de 2019, antes de que estallase la pandemia del Covid-10. Por su parte, el factor de ocupación disminuyó en 26,6 puntos porcentuales a 63,7%.

Liquidez de 6.372,77 millones de euros

Las cuentas soportan costes recurrentes por 844 millones de libras (977,94 millones de euros), que caen así un 59% -excluye el combustible-, "impulsados por una disminución en la capacidad volada y los ahorros de material logrados en muchas áreas del negocio gracias al importante programa de reducción de costes de EasyJet".

La aerolínea espera que el programa de reducción de costes que ha puesto en marcha genere un ahorro de 500 millones de libras esterlinas (579,36 millones de euros) en el año fiscal 21. Así la pérdida recurrente antes de impuestos se situó en 701 millones de libras esterlinas (812,27 millones de euros), "dentro del rango de la guía de pérdidas de 690 a 730 millones de libras esterlinas" (entre 799,52 y 845,47 millones de euros). Las pérdidas totales antes de impuestos se dispararon a su vez un 82,7%, hasta los 645 millones de libras (747,35 millones de euros).

A pesar de la situación, la compañía destacó que cuenta con una liquidez total obtenida durante la pandemia de más de 5.500 millones de libras esterlinas (6.372,77 millones de euros), una posición de deuda neta de 2.000 millones de libras esterlinas (2.317,37 millones de euros) y calificaciones crediticias de grado de inversió