Sus ventas suben como la espuma a pesar de sus elevados precios. Los híbridos enchufables comienzan a situarse como la alternativa a los diésel de alto rendimiento que hasta no hace mucho eran mayoría en grandes modelos Premium, pero con un refinamiento que nunca llegaba a ser equiparable al de las versiones de gasolina pero cuyos consumos llegaban a compensar renunciar a cierta dosis de suavidad y agrado de conducción.

Ahora, la tecnología híbrida enchufable se extiende rápidamente incluso en marcas como DS y Suzuki, que ponen en el mercado modelos que rondan los 50.000 euros dotados con esta nueva generación de sistemas de propulsión que buscan ofrecer altas dosis de eficiencia apoyados en los motores eléctricos que permiten autonomías de unos 50 kilómetros con cero emisiones y que minimizan los consumos en largos recorridos.

Eso sí, como hemos dicho no son baratos, pero justifican sus altos precios además de en su tecnología con motores eléctricos en unos equipamientos completísimos y en unas potencias elevadas, 225 CV en caso del DS7 y de más de 300 CV en el Across.

DS7 Crossback e-Tense 225 

Más ligero, con un solo motor eléctrico en lugar de dos para quedarse en 225 CV, tracción delantera y casi 5.000 euros más barato, la nueva versión e-Tense del DS7 Crossback ofrece mucho por menos dinero que su hermano más potente de 300 CV, y se muestra como una interesante opción entre los híbridos enchufables que el segmento SUV empieza a ver como solución, o alternativa, a los motores diésel. Mantiene el motor de gasolina de 1,6 litros y 180 CV acompañado de un motor eléctrico situado sobre el eje delantero de 110 CV, una combinación que llega hasta los 225 CV con un par máximo de 360 Nm gestionados por una caja de cambios de ocho velocidades.

Al subirnos lo primero que se aprecia en un diseño sin duda muy personal y una gran calidad de acabados, con cambios respecto a un DS 7 Crosback térmico apenas en el sistema multimedia, que tiene un menú específico en el que muestra los datos relativos al sistema híbrido como la autonomía en modo eléctrico, el flujo de energía o los puntos de recarga próximos.

El pequeño volante transmite buenas sensaciones, manejándose en ciudad entre el tráfico con mucha viveza y facilidad dando la sensación de movernos en un SUV mucho más compacto. Porque el DS7 Crossback no es pequeño, pero sus casi 4,6 metros de longitud y una carrocería que roza el 1,90 de anchura se mueven en ciudad con mucha soltura. Además, si aprovechas el motor eléctrico, disfrutas en absoluto silencio de la conducción… y de su etiqueta CERO.

Eso sí, los 55 kilómetros que anuncia de autonomía en modo eléctrico no hemos llegado a lograrlos en ningunas de las cuatro o cinco recargas completas realizadas, y lo máximo que hemos estirado la capacidad de la batería ha sido hasta los 40 kilómetros conduciendo con cierta suavidad en ciudad y alrededores. Para cargar de nuevo la batería los tiempos son más que razonables, variando en función de la toma a la que se conecte. En una doméstica convencional necesita entre 7 y 8 horas, tiempo que se reduce considerablemente en un cargador rápido de 7,4 kW –el e-Tense viene de serie con dos cables, para enchufe convencional y otro para tomas tipo Wallbox– apenas necesita una hora y media para volver a recuperar la carga completa.

Al iniciar la marcha, lo hace siempre por defecto en modo eléctrico siempre y cuando la batería tenga algo de carga. El empuje que ofrece y su silencio de marcha hace muy agradable la conducción, aunque una vez agotamos la batería y se activa el modo Hybrid mantiene un funcionamiento con el motor de gasolina ya conectado marcado por la suavidad con que el cambio automático gestiona las marchas y una rumorosidad muy contenida. Si queremos el máximo empuje posible activamos el modo Sport, y el e-Tense 225 se muestra contundente y permite moverse a muy altos ritmos.

Eso sí, los consumos no son bajos y la reducida capacidad del depósito, 43 litros, se traducen en una autonomía no muy elevada que, a poco que te dejes llevar, apenas llegas a sobrepasar los 400 kilómetros antes de que entre la reserva de combustible. Para lograr acercarse al menos a los 500 kilómetros hay que conducir con cierta suavidad para buscar la mayor eficiencia posible del sistema híbrido y minimizar los consumos en carretera por debajo de los 8 l/100 km. Es, por tanto, algo sensible al tipo de conducción que practiquemos, aunque dada la facilidad que muestra para moverse a alto ritmo es fácil dejarse llevar, pero en cualquier caso no son consumos que haya que calificar como elevados teniendo en cuenta las dimensiones y peso del e-Tense y las buenas prestaciones que arroja.

En cuanto a comportamiento, se mueve con mucha naturalidad entre curvas, y pisa con firmeza en todo momento sin que la carrocería tienda a perder la trayectoria. La dirección es rápida y le hace bastante ágil entre curvas, aunque las inercias de sus más de 1.800 kilos se dejan sentir y tampoco conviene buscar mucho sus límites. Pero en lo que brilla especialmente es el elevadísimo confort que muestra sobre el asfalto. Por filtrado de las suspensiones, capacidad de bacheo y silencio de marcha, puedes viajar con una comodidad propia de los modelos más Premium.

FICHA TÉCNICA:

VERSIÓN e-Tense 225 Performance Line+; MOTOR Gasolina, 4 cilindros en línea, turbo + eléctrico de 110 CV; CILINDRADA 1.598 cm3; POTENCIA MÁXIMA 225 CV; PAR MÁXIMO 360 Nm; VELOCIDAD MÁXIMA 225 km/h;  ACELERACIÓN 0-100 KM/H 8,9 s; CONSUMO EN RECORRIDO PRUEBA 8,1 l/100 km; AUTONOMÍA 560 km; DIMENSIONES 4.570 / 1.895 / 1.620 mm; NEUMÁTICOS 205/55 R 19; PESO EN VACÍO 1.835 kg; MALETERO 555 l; PRECIO 50.600 €

Suzuki Across Plug-in Hybrid

El Across es el nuevo SUV de la marca japonesa fruto del acuerdo comercial entre Toyota y la propia Suzuki. Es, esencialmente, un Rav4 que Suzuki vende en Europa para reducir su media de emisiones y evitar las millonarias multas que amenazan a los fabricantes que las sobrepasen. Estéticamente, las principales diferencias con respecto al RAV4 se dan en el frontal, ya que los faros y el paragolpes tienen un diseño diferente. El interior y la parte trasera son prácticamente idénticos en ambos coches, salvando los detalles como los emblemas que identifican cada modelo.

Sólo se vende en un acabado de altísimo equipamiento de serie y solo está disponible con este sistema híbrido enchufable de 306 CV de potencia y tracción a las cuatro ruedas. Su autonomía en modo eléctrico es muy alta, de 75 kilómetros homologados, y su precio también, algo más de 53.000 euros. El sistema híbrido tiene un motor de gasolina, de 2,5 litros de cilindrada y 185 CV, y dos motores eléctricos, uno en cada eje, el delantero de 182 CV y el trasero de 54, alimentados por una batería de 18,1 kWh de capacidad. Para recargarla, el Across incorpora dos cables, uno para un enchufe normal que requiere entre cinco y seis horas y otro para una toma rápida que puede llegar a recargar el 80% de la batería en tres horas.

Como es habitual en los vehículos híbridos enchufables, el Across tiene varios modos de funcionamiento que modifican la gestión la energía. En el modo Auto el sistema elige automáticamente cómo interviene cada motor; en el modo EV, se utiliza solo la energía eléctrica para mover el vehículo; y en el modo Charge Hold, el sistema mantiene la cantidad de energía eléctrica a un nivel determinado para utilizarla posteriormente. El volante dispone de levas que permiten aumentar o disminuir la cantidad de frenada regenerativa que se produce en retención. 

También hay varios modos de conducción (Eco, Normal, Sport y Trail) que modifican la respuesta de la dirección, el acelerador, el sistema de climatización y el sistema de tracción total. El modo Trail es específico para circular fuera del asfalto y funciona aplicando los frenos sobre las ruedas que pierden adherencia y enviando más par a las que pueden traccionar.

Destaca sobre todo por la suavidad de funcionamiento que ofrece el sistema híbrido y el silencio y el confort de marcha que se vive en su interior. Sobre carreteras secundarias con cambios de ritmo continuos algún tramo de rectas de ritmo más estable manteniendo entre 100 y 120 km/h de marcador la autonomía llega a superar los 50 kilómetros sin problema, cifra que a diario en conducción urbana y alrededores se logra con total naturalidad, sin duda uno de los híbridos enchufables más destacables en este sentido, permitiendo moverse con el motor eléctrico hasta los 135 km/h.

Ya con la batería agotada, el motor de combustión se siente en mayor medida al acelerar que el sistema del DS7, algo habitual en los híbridos que fabrica Toyota por el tipo de cambio automático que utiliza. Empuja con fuerza pero generando demasiado ruido, y terminas por evitar bruscas aceleraciones para lograr una conducción más fluida y eficiente. Los consumos se resienten según la conducción, pero a ritmos estables de 130-140 km/h de marcador puedes moverte en cifras por debajo de los 7 l/100 km.

FICHA TÉCNICA:

VERSIÓN Across 2.5L 4x4 Plug-in Hybrid; MOTOR Gasolina, 4 cilindros en línea atmosférico + 2 eléctricos de 182 y 54 CV; CILINDRADA 2.487 cm3; POTENCIA MÁXIMA 306 CV; PAR MÁXIMO 270 Nm; VELOCIDAD MÁXIMA 180 km/h;  ACELERACIÓN 0-100 KM/H 6,0 s; CONSUMO EN RECORRIDO PRUEBA 7,6 l/100 km; AUTONOMÍA 560 km; DIMENSIONES 4.635 / 1.855 / 1.690 mm; NEUMÁTICOS 235/55 R 19; PESO EN VACÍO 2.015 kg; MALETERO 490 l; PRECIO 53.700 €