Dominion Global, empresa cotizada de ingeniería vasca, ha cerrado la compra de Hivisan, compañía de montajes industriales con sede en Valladolid. La operación está valorada en un millón de euros a cambio de una participación del 70% que podría ampliarse a la totalidad de la empresa en un plazo de tres años, según fuentes consultadas por Vozpópuli.

La compra de Hivisan se suma a la adquisición hace unos meses de Dimoin, una empresa madrileña especializada en el diseño y construcciones de tanques y otras instalaciones industriales. La operación ha estado asesorada por Ceca Magán, GBP Legal (Cuatrecasas) y Auren. Además de esta división, Dominion también opera en el sector energético y en de la tecnología y las telecomunicaciones.

En concreto, la compañía cuenta desde 2016 con una división dedicada a las energías renovables. Este negocio ya cuenta con una cartera de proyectos superior a 1 gigavatio distribuidos entre España, Italia, Portugal, México, República Dominicana y Argentina. De esa cartera, el pasado octubre la empresa señaló que cerca de 100 megavatios ya están en construcción y se pondrán en marcha este año y aproximadamente 950 megavatios se pondrán en marcha hasta 2025. De forma paralela, Dominion ha dado un mandato al banco de inversión suizo Mirabaud para dar entrada a un socio minoritario en esta división.

Socio vasco de MásMóvil

Su negocio de telecos es quizá el más mediático de todos al estar ligado al gigante MásMóvil. El año pasado, ambas compañías llegaron a un acuerdo para poner en marcha Guuk, un operador de telefonía exclusivo para el País Vasco. 

En un principio, MásMóvil contaba con el 70% de la compañía y Dominion con el 30% restante. Estos porcentajes variaron ligeramente hace unos meses, cuando Caja Rural de Navarra compró el 10% de la compañía y dejó a MásMóvil con un 64% y a Dominion con un 26% del capital.

Golpeado por la pandemia

Según los últimos datos remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), correspondientes a los primeros nueve meses de 2020, la compañía declara un beneficio de 4,1 millones (-84%) y unos ingresos de 712 millones de euros. La compañía justifica estos números por el impacto de la crisis sanitaria aunque confía en recuperar el pulso en 2021.

No obstante, esta caída de la actividad no se ha alterado la cotización de la compañía. De hecho, la compañía está en máximos con respecto a los últimos doce meses. Al cierre de la sesión de este jueves, los títulos de Dominion se intercambiaban a 4,05 euros, su mejor valoración desde que en marzo de 2020, tas la declaración del estado de alarma que descalabró la Bolsa española, la compañía estuviese a punto de perder los dos euros por acción.