El Gobierno anunció a bombo y platillo la entrada en vigor de un nuevo Plan Moves de ayudas a la compra de turismos con energías alternativas –quedaban fuera tanto los diésel como los gasolina convencionales–, con un presupuesto récord que podría llegar hasta los 800 millones de euros si se agotaban los 400 millones iniciales, pero dos meses después sigue sin estar operativo y muchas ventas siguen en el aire pendientes de su puesta en marcha.

Y es que a día de hoy, ninguna comunidad autónoma ni ciudad autónoma española ha publicado el Plan Moves III en su boletín oficial a un mes de que cierre el plazo establecido por el Gobierno, que dio a las regiones tres meses para llevar a cabo este trámite a partir de que el programa de ayudas al despliegue del vehículo eléctrico fuese publicado en el BOE el pasado 14 de abril.

Dotado de un presupuesto de 400 millones de euros, ampliable hasta 800 millones de euros si hay demanda, el plan Moves III ofrece ayudas de hasta 7.000 euros por la compra de un vehículo eléctrico, siempre que se achatarre un modelo antiguo de combustión. De lo contrario, la subvención se quedaría en 4.500 euros, una cifra que estaba animando a los clientes a interesarse por este tipo de tecnología y que los concesionarios lo notaban con un mayor tránsito en sus instalaciones en las últimas semanas.

Porque además de eléctricos puros, el plan de incentivos también establece una serie de ayudas a la adquisición de turismos híbridos enchufables, que alcanzan los 5.000 euros si se manda al desguace un coche viejo o 2.500 euros en caso contrario, además de subvenciones a la compra de otros tipos de vehículos eléctricos y puntos de carga. El programa está coordinado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) y gestionado por las comunidades y ciudades autónomas, que deben realizar las convocatorias correspondientes en sus territorios.

Sin embargo, por el momento ninguna comunidad autónoma ha puesto en marcha el Plan Moves aunque, como en la edición anterior, los particulares y autónomos ya pueden acceder a las ayudas. Mientras, las empresas tienen que esperar a que los diferentes gobiernos autonómicos las pongan en marcha.

Operaciones pendientes del anterior Plan Moves

En el caso del Moves II, varias regiones españolas retrasaron la publicación del plan en sus respectivos boletines oficiales semanas después de que finalizase el plazo, lo que hace que las empresas contengan su compra de coches eléctricos. Y de hecho, hay operaciones del anterior Moves que siguen pendientes de ser liquidadas, dándose el caso en algunos concesionarios que el cliente ha llegado a preguntar si puede trasladar las ayudas del anterior Moves al actual.

En este sentido, en declaraciones a Europa Press, el director general de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (Aedive), Arturo Pérez de Lucia, ha urgido a las comunidades que lancen en la mayor brevedad posible sus Planes Moves III, "ya que muchas empresas están paralizando sus inversiones a la espera de poder contar con las ventajas de una mayor intensidad en las ayudas a la compra de vehículos e infraestructura de recarga".

Por su parte, fuentes del IDAE han señalado que "lógicamente" las comunidades autónomas están trabajando en la redacción y la tramitación de sus respectivas convocatorias, y han recordado que todavía queda un mes para que cierre el plazo establecido por el Gobierno.

Además, han puesto el foco en que las adquisiciones de vehículos o puntos de recarga que se acometan por particulares, autónomos, comunidades de propietarios y administración sin actividad económica, pueden efectuarse a partir del 9 de abril y serán elegibles para recibir ayudas siempre que cumplan con el resto de requisitos establecidos en las bases y efectúen el registro de la solicitud de ayuda una vez se publiquen las correspondientes convocatorias. "Es por ello que aunque no se hayan publicado las convocatorias, el mercado, para este tipo de solicitantes, puede seguir activo, pues las operaciones que se realicen serán susceptibles de recibir ayuda", han subrayado las mismas fuentes.