La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) reitera que la posibilidad de incumplimiento del objetivo para 2016 de los fondos de la Seguridad Social es muy elevada, con una desviación superior al 1% del PIB, lo que supondrían unos 10.000 millones de euros. Ello es debido a la confirmación del alza del déficit de 2015 y a la dificultad de alcanzar la previsión de ingresos de los Presupuestos de 2016, según recoge Efe. 

En ese sentido, indica que el gasto en pensiones parece bien "aquilatado", si bien se apunta que es "muy probable" que los ingresos evolucionen "sensiblemente" por debajo de lo previsto. 

La AIReF señala que el nivel previsto de deuda pública sobre PIB para 2016, y para los dos años siguientes, está en línea con los cálculos de este organismo, aunque observa una desviación gradual a la baja al final del periodo.

La AIReF considera que en 2016 puede haber un "cierto" riesgo a la baja en los impuestos directos, sobre todo en el impuesto de sociedades

Así lo han asegurado fuentes de la AIReF en un encuentro con los medios de comunicación para presentar un informe sobre los Presupuestos Generales del Estado de 2016.

El organismo cree que el déficit previsto para la administración central en 2016 (2,2% del PIB) es "alcanzable", aunque dice que para ello debe ayudar el cierre de 2015, "para el que no se observa riesgo elevado de desviación".

La AIReF considera que en 2016 puede haber un "cierto" riesgo a la baja en los impuestos directos, sobre todo en el impuesto de sociedades, consecuencia de la incertidumbre por el impacto final de la reforma fiscal, por la evolución de la actividad económica y por el efecto final de la compensación de las bases imponibles negativas.

En cambio, afirma que el próximo año se reducirá la carga financiera de la deuda y añade que disminuirá la transferencia al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) hasta una cantidad que permita equilibrar su presupuesto, frente al incremento de la destinada a las comunidades autónomas.

Compatibilidad garantizada en los PGE

Entre sus recomendaciones, la AIReF pide que se garantice la compatibilidad entre los objetivos de estabilidad presupuestaria aprobados para los fondos de la Seguridad Social y la financiación de las prestaciones incluidas en el sistema.

También solicita que se incluya en los Presupuestos toda la información necesaria para determinar la variación del gasto computable en la administración central.

Además, recomienda una "reflexión" sobre el diseño de la regla de gasto y su aplicación en las distintas administraciones públicas.

Las cuentas de la Seguridad Social arrojaron un saldo negativo de 5.352,8 millones de euros en los ocho primeros meses del año

Empleo admite un saldo negativo

Las cuentas de la Seguridad Social arrojaron un saldo negativo de 5.352,8 millones de euros en los ocho primeros meses del año, lo que equivale al 0,49% del PIB, según los datos de ejecución presupuestaria publicados hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Este saldo es la diferencia entre unos derechos reconocidos por operaciones no financieras de 84.799,51 millones de euros, que aumentan en términos interanuales el 3,75%, y unas obligaciones reconocidas de 90.152,37 millones, que crecen el 6,48%.

La partida más importante de los derechos reconocidos es la recaudación efectiva en términos de caja del sistema por cotizaciones sociales, que hasta agosto alcanzó los 65.829,9 millones de euros (el 1,35% más).

La partida más importante de las obligaciones son los pagos realizados para cubrir las prestaciones contributivas, que aumentaron el 3,44% hasta los 78.804 millones.