El Índice de Precios de Consumo (IPC) presentó en abril una variación interanual del 2,2% que supera en casi un punto al 1,3% contabilizado en marzo y supone su tasa más alta desde el 2,3% marcado en septiembre de 2018.

Así lo refleja el indicador adelantado del IPC elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), publicado este jueves, que en caso de confirmarse supondría un aumento de casi un punto en su tasa anual, ya que en el mes de marzo esta variación fue del 1,3%. El INE publicará los datos confirmados el próximo mes.

En este comportamiento destacaron las subidas de los precios de la electricidad y el mantenimiento del precio de los carburantes y combustibles, frente a las bajadas registradas en abril del año pasado.

Por su parte, la tasa de variación anual estimada de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) disminuyó en tres décimas hasta el 0%, con lo que se situó más de dos puntos por debajo de la del IPC general.

IPC Armonizado

En variación mensual, los precios de consumo registraron en abril una tasa del 1,2% respecto al mes de marzo, que había aumentado a su vez un 1% frente al mes previo.

El IPC Armonizado (IPCA) presentó una variación anual del 1,9%, siete décimas por encima de la registrada el mes anterior, y en variación mensual fue del 1,1%.