Sólo un 3,44% del total de nuevos contratos de trabajo firmados en España en la primera mitad de 2019 fueron de carácter indefinido y a tiempo completo, mientras que un 2,79% fueron indefinidos a tiempo parcial, según los datos divulgados este martes por el sindicato Unión Sindical Obrera (USO) como parte del informe Anomalías de nuestro mercado de trabajo elaborado por su servicio de estudios. 

La gran mayoría de los nuevos contratos fueron temporales: un 47,53% fueron "Eventuales por circunstancias de la producción" y un 37,86% de "Obra y servicio", lo que según USO "no parece muy razonable cuando la gran mayoría de nuestras empresas son pymes y micropymes de menos de 10 trabajadores" cuyo modelo de negocio no se basa en la producción. Los contratos de interinidad supusieron un 7,14% del total.

Estos datos reflejan un abuso de la contratación temporal, denuncia USO, que insta a la Inspección de Trabajo a perseguir estas prácticas "alegales" por parte de empresas que no tienen una justificación para contratar de forma temporal a sus empleados. 

Abuso de contratos de lunes a viernes

USO denuncia también que un 27,5% del total de nuevos contratos duran menos de una semana, lo que demuestra que "sigue utilizándose la fórmula de lunes a viernes para ahorrarse el pago del descanso semanal que se genera por esos cinco días" y después se vuelve a dar de alta al trabajador el lunes, ha señalado en rueda de prensa Laura Estévez, secretaria de Comunicación y Estudios Sindicales.

No es fácil salir de la pobreza, no sólo por lo escaso del salario, sino por los pocos días que se trabajan", lamentan

Con estos datos, la duración media de los nuevos contratos en España es de 50,29 días, lo que implica que los nuevos empleados trabajan de media menos de dos meses al año.