Damm, empresa líder en bebidas en España, con presencia en las industrias de alimentación, hostelería, logística y distribución, ha logrado las certificaciones ASI (Aluminium Stewardship Initiative) Performance Standard y Chain of Custody Standard. Damm se convierte así en la primera empresa de bebidas del mundo en lograr la doble certificación, que garantiza altos estándares ambientales, éticos y sociales para toda la cadena de aluminio, desde su producción hasta la fabricación de las latas, la elaboración de cerveza y el reciclaje.

Desde este mes de marzo, todas las latas de Damm, que son suministradas por Ball Corporation, estarán certificadas de acuerdo con los estándares de ASI por una producción, abastecimiento y administración responsables. La certificación abarca el envasado y almacenamiento de cerveza en latas, así como actividades relacionadas, como el diseño, envasado y almacenamiento de producto, la gestión y almacenamiento y recuperación de residuos, incluidos los envases del consumidor final.

Como parte de la certificación Performance Standard, se auditó todo el ciclo de vida de los productos de Damm, desde el diseño, a los planes de reducción de emisiones y la gestión de los recursos naturales y los residuos en sus fábricas de cerveza. La certificación Chain of Custody cubre prácticas verificadas, certificadas bajo el Performance Standard de ASI, desde el minado y la refusión hasta la fundición de aluminio, la laminación, la fabricación de latas y el llenado.

La certificación ASI también reconoce la labor de Damm en la sensibilización sobre el reciclaje de aluminio, a través de los 349 compactadores de latas que la empresa coloca cada año a lo largo de la costa mediterránea. Además de esta iniciativa, pionera en el sector de bebidas, la empresa se asocia con organizaciones que promueven la responsabilidad de productores y el reciclaje.

ASI fue fundada hace más de 10 años por representantes de la industria del aluminio y usuarios industriales de aluminio, y de organizaciones de investigación y políticas y de la sociedad en general, con el objetivo de promover una mayor sostenibilidad y transparencia en toda la industria del aluminio. Desde 2017, las organizaciones han podido solicitar la certificación ASI y más de 160 organizaciones se han unido a ASI como miembros, demostrando su compromiso con el abastecimiento responsable de aluminio.