El grupo Iberia (que engloba a Iberia, Iberia Express y Air Nostrum) y Air Europa (que pronto pertenecerá a este conglomerado) han aumentado en casi cinco puntos porcentuales su cuota de mercado en España durante la pandemia de la covid-19. Estas aerolíneas han pasado de abarcar el 21,3% de los pasajeros que pasaron por los aeropuertos españoles en 2019 al 26,1% en 2020.

Todas las aerolíneas han reducido sus operaciones como consecuencia de las restricciones a la movilidad de los países para frenar la expansión del virus, también Iberia y Air Europa (con caídas del 65% y 66% en el número de pasajeros, respectivamente). Sin embargo, la caída de las aerolíneas extranjeras ha sido más agresiva, especialmente la de Ryanair, con 36,4 millones de clientes menos (-73%).

Aunque también ha sufrido, el mercado doméstico es el que mejor ha resistido a la crisis sanitaria. En los aeropuertos españoles, el tráfico de vuelos nacionales cayó un 60,5% en 2020; mientras que los vuelos desde y hacia países clave como Reino Unido o Alemania se desplomaron un 82% y un 77%, respectivamente.

De esta forma, se ha producido un ajuste en el reparto de la cuota de mercado entre las principales aerolíneas, produciéndose crecimientos únicamente en el caso de las españolas que están en el 'top 10': Air Europa, Iberia, Binter, Iberia Express y Air Nostrum.

Vueling, compañía perteneciente al holding anglo-hispano IAG al que pertenece Iberia, también ha aumentado su cuota hasta el 16,8% en los aeropuertos españoles pese a haber perdido casi 30 millones de pasajeros en 2020 (-70%), según consta en el informe anual de Aena.

Antes de la crisis, esta ya era la segunda aerolínea independiente con más peso en España por número de pasajeros, sólo superada por Ryanair. Según los datos de Aena, el grupo IAG -en el que también se incluyen British Airways, Aer Lingus y Level- representó en 2020 el 31,4% del total del tráfico en la red de aeropuertos en España (frente al 28,7% de 2019).

¿Riesgo en la compra de Iberia a Air Europa?

Iberia pretende adquirir Air Europa, actualmente del grupo Globalia en la segunda mitad de este año. El grupo IAG pagará 500 millones de euros en seis años, lo que implica una reducción del 50% sobre el precio acordado inicialmente en noviembre de 2019, cuando el valor de la operación ascendía a 1.000 millones.

Sin embargo, antes de consumarse, la compraventa debe contar con la aprobación por parte de la Comisión Europea, que vela por la libre competencia. En este sentido, el incremento notable de su cuota de mercado en España podría suponer un problema, pues dejaría algunos aeropuertos en riesgo de monopolio.

Antes del coronavirus, el grupo IAG ya había aumentado su cuota en España, con Vueling a la cabeza. Esto fue consecuencia no sólo del incremento de su capacidad, sino también del cierre de bases por parte de Ryanair y Norwegian en Canarias y Madrid, respectivamente, ante el retraso en las entregas de los aviones Boeing 737 MAX.

Con la covid-19, esta situación se ha acentuado. Iberia y Air Europa juntas ya mueven casi el doble de pasajeros que Ryanair en España, la aerolínea con más tráfico en el país hasta el momento, con un 17,8% de la cuota en los aeropuertos de Aena. En concreto, el grupo Iberia y Air Europa transportaron cerca de 20 millones de pasajeros, frente a los 13,6 millones de Ryanair.

En su último informe de gestión consolidado referente al ejercicio 2020 y disponible en la CNMV, Aena reconoce que "se enfrenta a riesgos relacionados con la concentración de clientes", pues "la evolución de la pandemia puede suponer una modificación en esta concentración".

En el ámbito aeronáutico, detalla que existe una "dependencia" de algunas aerolíneas, "especialmente las subsidiarias del grupo IAG y algunas de bajo coste como Ryanair"; y teme no poder garantizar su reemplazo ante "cualquier reducción de su actividad en los aeropuertos o cambios en sus estrategias".