La cuenta corriente de la zona del euro tuvo un superávit de 30.000 millones de euros en enero de 2021, un 14,3 % menos que un año antes (35.000 millones de euros) y un 18,9 % menos que el mes anterior, en diciembre del año pasado (37.000 millones de euros).

El Banco Central Europeo (BCE) ha informado este lunes de que este es el resultado de una subida del superávit de bienes en enero de 2020 a 39.000 millones de euros (27.000 millones de euros un año antes) y de servicios a 12.000 millones de euros (10.000 millones de euros un año antes).

El déficit en rentas secundarias se mantuvo en 17.000 millones de euros (11.000 millones de euros un año antes) y también se produjo en déficit en rentas primarias de 4.000 millones de euros (superávit de 14.000 millones de euros un año antes).

La balanza por cuenta corriente mide los ingresos y pagos al exterior por intercambio de mercancías, servicios, rentas y transferencias.

En la cuenta financiera, los residentes en la zona del euro realizaron en enero adquisiciones netas de valores extranjeros de inversión de cartera por un importe de 681.000 millones.

El BCE añadió que el superávit por cuenta corriente de la zona euro en términos acumulados de doce meses alcanzó en enero los 263.000 millones de euros, un 2,3 % del Producto Interior Bruto (PIB) y comparado con el superávit de 262.000 millones de euros en enero de 2020 (también 2,2 % del PIB).

Cuenta financiera en la Eurozona

En la cuenta financiera, los residentes en la zona del euro realizaron en enero adquisiciones netas de valores extranjeros de inversión de cartera por un importe de 681.000 millones de euros.

Las adquisiciones netas de valores de la zona del euro de inversión de cartera efectuadas por no residentes se cifraron en 126.000 millones de euros en el mismo período.