Cristiano Ronaldo utilizó un paraíso fiscal para ingresar sus derechos de imagen, según desvela el diario El Mundo, para evadir impuestos de la Hacienda de España. El futbolista del Real Madrid utilizó las Islas Vírgenes Británicas desde el año 2009, poco antes de su flamante y costoso fichaje por parte del club blanco.

Hasta 2015 fue Tollin Associates, una firma cuya dirección es un apartado postal en la ciudad de Road Town, 'gestionó' casi 75 millones de euros en ingresos publicitarios del delantero portugués. A partir de ese año, dos empresas con la misma dirección que la anterior, denominadas Adifore Finance y Arnel Services, le compraron sus derechos de imagen hasta 2020 por otros 75 millones. Esta operación se realizó a través de Mint Capital, compañía vinculada al empresario Peter Lim, y acabó en una cuenta suiza del jugador, siempre según publica el rotativo de Unidad Editorial.