Distintas inmobiliarias en España comienzan a abrirse al uso de las criptomonedas como forma de pago en operaciones alrededor de viviendas y oficinas, según coinciden en dar cuenta a Vozpópuli distintas fuentes del sector.

Se trata de operaciones todavía residuales, que tienen en la volatidad del valor de estas monedas su principal desafío. "Es más bien un reclamo comercial que algo real y tengo la sensación de que es todavía algo residual", dice el responsable de una de las principales inmobiliarias españolas.

Aún así, ya es de notar que dos mundos a priori tan antagónicos como el de las monedas virtuales - con frecuentes cambios de tres dígitos - y el físico del inmobiliario, donde la seguridad de la inversión es prioritaria, empiecen a converger en nuestro país.

La clave, en especial, de los alquileres, está en que se fije en el contrato ante notario sobre el día y la hora a la que se va producir el pago, en una cifra fija en euros, con las criptomonedas correspondientes

Según las fuentes consultadas por este medio, empiezan a brotar contratos de alquiler y de compraventa que tienen en algún tipo de criptomoneda la forma de pago. Una empresa multinacional que ofrece, precisamente, servicios con monedas virtuales, reivindica a este medio utilizarlas ya para pagar el alquiler de sus oficinas en Madrid.

Las criptomonedas tienen como gran ventaja permitir operaciones sin límites geográficos e instantáneamente a través de Internet sin intermediarios, lo que, ante circunstancias como una pandemia, se revela como una alternativa a considerar.

Las fuentes consultadas coinciden en señalar que la clave, en especial, de los alquileres, está en que se fije en el contrato ante notario sobre el día y la hora a la que se va producir el pago, en una cifra fija en euros, con las criptomonedas correspondientes.

Idealista News, el portal de noticias de la mayor empresa de anuncios comerciales sobre vivienda en España, publicó este viernes un artículo sobre la materia. Dicho artículo recoge un estudio de Statista, de acuerdo al cual en España ya un 10% de la población ha usado o usa criptomonedas.

Las criptomonedas, nueva arista tecnológica

El uso de las criptomonedas es una nueva arista de la evolución tecnológica del inmobiliario español, que fuentes del sector comparan con el nacimiento de internet y, luego, de las redes sociales.

Al hilo del confinamiento total que se vivió durante el año 2020, un estudio de la promotora Vía Célere y del fondo estadounidense Värde Partners, que avanzó Vozpópuli, reveló que hasta el 18% de los españoles con altos ingresos estaría hoy dispuesto a comprar un piso de forma completamente virtual.

El 48% de ellos estaría dispuesto a efectuar partes del proceso de forma digital, pero visitando en al menos una ocasión el punto de venta, y el 34% preferiría ir al punto de venta durante todo el proceso.

Inmobiliarias virtuales

En España existen ya, como Inviertis, inmobiliarias completamente virtuales bajo la forma de startups, como DeplaceHousell o Housfy. Idealista, el mayor portal de anuncios del mercado, también se ha subido a este filón. Distintas fuentes de este pequeño mercado inciden en que el negocio llegó a crecer un 10% interanual en el año de la pandemia.

Como informó Vozpópuli, por ejemplo, el expresidente de Yahoo! España, Javier Etxebeste, y los fundadores de la principal empresa de big data inmobiliario en España, Urban Data Analytics, han comenzado a impulsar la startup inmobiliaria Inviertis, especializada en la venta completamente online de viviendas con inquilinos de caseros particulares a otros inversores (en su mayoría particulares, e institucionales).

Etxebeste apuesta por startups en el área junto a José Javier Osés, el propietario de la constructora navarra ACR, con notoriedad en los últimos meses por su apuesta por la vivienda industrializada, otro de los nuevos filones 'tecnológicos' del inmobiliario.