El banco francés Crédit Agricole anunció este viernes que en 2019 tuvo un beneficio de 7.198 millones de euros, lo que le supuso un avance del 5,2% respecto al año anterior.

Si se excluye el impacto de los elementos no recurrentes, el resultado neto subyacente aumentó un 5% hasta los 7.191 millones, indicó en un comunicado.

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) se incrementó en un año un 0,9%, hasta los 11.485 millones, y el producto neto bancario, equivalente a los ingresos, subió un 1,4%, hasta los 33.297 millones.

Resultado en el cuarto trimestre

Solo en el cuarto trimestre de 2019, el beneficio neto se elevó un 64,9%, hasta los 1.661 millones, y el resultado neto subyacente lo hizo un 23,5%, hasta los 1.318.

El Ebitda de octubre a diciembre se situó en los 1.859 millones, un 13,3% más, y sus ingresos crecieron un 5,5%, hasta los 5.119 millones.

El director general del grupo, Philippe Brassac, explicó en el comunicado que el crecimiento de su rentabilidad ha sido "sólido" este año y está impulsado por el dinamismo de sus ingresos y la mejora de la eficacia operativa.