Las aseguradoras españolas están dispuestas a financiar la creación de un supervisor independiente para el sector ante la ausencia por parte de los sucesivos gobiernos de aparente voluntad para su desarrollo. "España es el único país junto con Laos, Vietnam y Kuwait que no lo tiene", lamentan fuentes de Unespa, la asociación que representa a la mayoría de compañías del sector asegurador español.

La presidenta de la asociación, Pilar González de Frutos, reivindicó el martes durante la presentación de los resultados del sector el pasado año la creación de dicho organismo. "Tenemos el triste honor de hacer pelotón con algunos mercados de seguros que no son los mejores ejemplos", afirmó, "somos una auténtica excepción a la hora de tener un supervisor independiente técnicamente bien dotado y con recursos suficientes".

González de Frutos señaló que todavía no había podido hablar con la ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, sobre este asunto. Fuentes de la asociación indicaron a Vozpópuli que las compañías están dispuestas incluso a financiar la creación de un organismo supervisor. "Banco de España o CNMV son organismos independientes de Economía, con capacidad de gestión", comentaron. "La Dirección General del Seguro no tiene los recursos técnicos y humanos suficientes para atender las necesidades del sector", aseguraron.

Sin cifras sobre la financiación

Desde Unespa se precisó a Vozpópuli que no se ha concretado una cifra de financiación, pero que las empresas a las que representa estarían dispuestas a aportar al menos recursos técnicos y humanos.

Unespa sostiene que la creación de un supervisor "otorgaría a España una posición mucho más competitiva en el plano europeo,y realizar una mejor defensa de los intereses de nuestras entidades y sus clientes". La asociación advierte que el mercado español se encuentra aún en fase de adaptación al nuevo modelo de supervisión en Europa y que es "prioritario que el supervisor mantenga el foco y centre sus trabajos en garantizar la correcta adaptación de las entidades a este complejo marco normativo".