Los peores temores de CMS Albiñana & Suárez de Lezo se han cumplido. Este miércoles, el juez Manuel García-Castellón, titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, acordó imputar a María Dolores de Cospedal, exsecretaria general del PP; y a su marido, Ignacio López del Hierro, por el espionaje ilegal a Luis Bárcenas, extesorero del partido.

Cospedal es socia de la firma de abogados desde hace año y medio y poco después se unió al consejo de administración, como desveló este diario. La publicación de las grabaciones con el comisario Villarejo frustraron su fichaje por otro despacho internacional, pero poco después encontró acomodo en las filas de CMS, despacho cercano al PP por el que han pasado otros nombres ‘populares’ como Ignacio Astarloa, que es consultor; el exconcejal Percival Manglano o la exdirectora de gabinete de Alberto Ruiz-Gallardón, Cristina Coto.

Muchos despachos (como por ejemplo, Uría Menéndez) tienen una política estricta de cero fichajes procedentes de la arena política. Además del posible coste reputacional, las grandes agendas que traen consigo luego no siempre se traducen necesariamente en clientes. Tras calcular riesgos, muchos optan por dejar pasar la oportunidad de engrosar sus filas con un antiguo servidor público.

Cospedal, cercana al socio director César Albiñana, comparte membresía con él en el selecto club de abogados del Estado, un cuerpo presente en CMS con socios como Alfonso Codes, Ignacio Grangel o Jorge Sánchez.

La incorporación de Cospedal fue anunciada a través de un comunicado que causó sorpresa en la comunidad jurídica por el contenido del mismo. CMS subrayó que Cospedal había sido elegida tras un “minucioso proceso de selección” efectuado por una firma de cazatalentos (SearchPartners, como desveló este diario poco después) y que Cospedal había tenido que presentar “un completo plan de acción”. Dos apuntes que resultan del todo inusuales a la hora de comunicar una incorporación a un bufete.

Desde la firma señalan a Vopópuli que “los hechos a los que se refiere la investigación son totalmente ajenos al despacho y muy anteriores a la incorporación al despacho de María Dolores de Cospedal”. CMS asegura desconocer “el contenido exacto de la resolución judicial” pero avanza que “llegado el momento” hará “una valoración de la misma”. El PP por ahora no va a tomar ninguna medida y solo suspenderá de militancia a Cospedal si finalmente es procesada.

El caso de Emilio Cuatrecasas

La imputación de Cospedal y cómo afecte a su futuro en CMS ha recordado el caso de Emilio Cuatrecasas, nieto del fundador del histórico despacho catalán que fue condenado por delito fiscal en 2015. En el caso de Cospedal todavía no hay ninguna condena o incluso podría acabar archivado, pero la implicación de un socio en un asunto judicial no es habitual y los despachos no son amigos de los escándalos reputacionales.

El abogado, especializado en materia fiscal, reconoció ocho delitos fiscales y aceptó una pena de dos años de prisión, así como el abono de una multa de 1,5 millones tras regularizar su situación con Hacienda con el pago de 4,1 millones. Cuatrecasas, según el escrito de conformidad, intentó deducir gastos personales como si fueran empresariales para evitar el pago de impuestos.

Un año antes de conocerse la condena, el conocido letrado abandonó la presidencia del despacho en manos de Rafael Fontana. En el despacho también siguen con atención el desarrollo del llamado caso Kitchen por las implicaciones que podría tener para su fichaje estrella y enemiga íntima de Cospedal, la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. Según publicó este martes la Cadena SER, el sumario secreto incluye información en la que se apunta que Santamaría, socia de mercantil de la firma, estaba al tanto de las labores de espionaje al extesorero.