El Corte Inglés ha cerrado un acuerdo de refinanciación con la banca. Según informa Expansión, la cadena de grandes ha logrado que sus acreedores le amplíen los plazos, reduzcan los costes de su pasivo y liberen garantías.

La cadena que preside Marta Álvarez amplía plazos hasta 2025, sitúa el interés por debajo del 1% y logra luz verde para traspasar activos inmobiliarios a su unidad de real estate, como apunta la información de este diario. El Corte Inglés ha alcanzado un pacto con una docena de entidades bancarias para refinanciar 2.000 millones de euros. 

Dos tramos de financiación

La nueva financiación tendrá dos tramos: un préstamo a largo plazo de 900 millones de euros y una línea de crédito de 1.100 millones de euros para hacer frente a las necesidades de circulante. Los fondos obtenidos por la compañía servirán para reemplazar el préstamo sindicado de 2.050 millones firmado en enero de 2018.

Los doce bancos, según describe Expansión, con los que se ha sellado el acuerdo son Santander, CaixaBank, BBVA, Bankia, Sabadell, Goldman Sachs, Bank of America, Société Genérale, Crédit Agricole, JPMorgan, Unicredit y BNP.

Su deuda neta era de 3.114 millones a cierre de agosto de 2019, 538 millones menos que un año antes. Esta cifra no incluye la venta de su filial informática, cerrada en diciembre.