Correos ha ordenado la retirada urgente de la venta y de la vista del cliente de todos los productos de alimentación y bebidas alcohólicas que hasta ahora se estaban vendiendo en las oficinas de la compañía. En concreto, la empresa de mensajería ha solicitado a sus empleados que "hasta nueva indicación" paralicen la venta física en oficinas de este tipo de productos.

Una indicación que, según ha podido saber Vozpópuli, se ha realizado hasta ahora en oficinas ubicadas en varias provincias de Castilla y León, como Salamanca o Burgos, "siguiendo indicaciones de la asesoría jurídica". "Los productos más afectados son los comercializados por Correos Market, pero la indicación es clara y se hace extensible a cualquier producto de alimentación y bebida alcohólica que estemos vendiendo", reza el mensaje enviado a estas oficinas.

Preguntados por esta cuestión, desde la compañía no ofrecen la explicación de por qué se ordena ahora la retirada de estos productos, pero fuentes internas consultadas por este diario apuntan a obstáculos legales relacionados con la venta de artículos de alimentación en oficinas.

"Todos los productos de Correos Market se pueden seguir adquiriendo en las oficinas de Correos y en la propia web de Correos Market", insisten desde la compañía de mensajería, que rechaza hacer más comentarios sobre el tema.

Correos apuesta por su 'marketplace'

Correos Market es un marketplace creado desde Correos para "dar visibilidad a los productores locales de zonas rurales a nivel nacional y fomentar el consumo local y de proximidad", según explican desde la propia empresa, "reduciendo a los intermediarios y ofreciendo variedades autóctonas en cualquier parte geográfica".

Así, aunque la idea inicial era vender estos productos a través de la página web, la compañía comenzó a introducir productos de este tipo para la venta dentro de las oficinas físicas, que a su vez están sirviendo de escaparate para vender servicios de otras empresas. Entre los productos de Correos Market que se venden en las oficinas, destacan las cestas que la empresa comercializó en Navidad, que incluían los productos que ahora ordena retirar la empresa.

Movilización de los sindicatos

CCOO y UGT anunció hace unos días el inicio de un proceso de movilizaciones en toda España para "tratar de poner freno al intento de desguace del modelo postal público por parte de la dirección de Correos", según denuncian los citados sindicatos, con un 70% de representación en la empresa.

Así, la primera fase de movilizaciones comenzará en abril, durará hasta el mes de junio e incluirá concentraciones provinciales y autonómicas, sin descartar paros parciales y convocatorias de huelgas generales.