Correos se ha vuelto a lanzar al mercado para tratar de comprar los guantes que necesitan sus trabajadores de forma urgente. Lo ha hecho tras quedar desierta la licitación, que había publicado hace casi mes, y con la que pretendía adquirir 15,5 millones de pares de guantes de nitrilo y de 50.000 pantallas faciales para la protección como consecuencia del coronavirus de los trabajadores del Grupo Correos. En total, la compañía presupuestó para esta partida 2,7 millones de euros.

Según explica la empresa de mensajería en la resolución de la licitación, consultada por Vozpópuli, el contrato quedó desierto "al no presentar ofertas que cumplan la totalidad de requisitos establecidos en el Pliego de Condiciones Técnicas y Particulares ningún licitador de los presentados y admitidos en fase de solvencia" en el caso de los seis primeros lotes -relativos a los guantes-, ni recibir oferta técnica válida para el lote 7 -el de las pantallas faciales-.

No obstante, la compañía, que se reservó el derecho de licitar nuevamente esta contratación, ha puesto ahora sobre la mesa 4,8 millones de euros, casi el doble que la cantidad anterior, pero para comprar únicamente los 15,5 millones de pares de guantes, sin recoger la demanda de las pantallas faciales.

Ante la consulta de este medio, Correos explica que "el precio de los guantes ha variado mucho en menos de un mes y es por ello que hemos tenido que ajustar el precio por caja unitaria". La nueva adjudicación sigue siendo una tramitación de emergencia y las ofertas podrán ser recibidas hasta el próximo martes 2 de junio.

Este contrato de 4,8 millones de euros se divide en seis lotes. Las empresas que opten a la adjudicación podrán lanzar ofertas tanto por la totalidad como por cada lote de forma individual. Una vez otorgado el contrato, Correos dará un máximo de 15 semanas al adjudicatario para satisfacer la entrega de todo el producto. 

14,2 millones en mascarillas

Correos se lanza ahora a la compra masiva de guantes tras adjudicar el pasado 8 de mayo un contrato de 14,2 millones de euros por 4,7 millones de mascarillas. La oferta ganadora en este caso fue la de la empresa madrileña Gamma Solutions, una empresa especializada en energía, telecomunicaciones y movilidad eléctrica que, con motivo de la crisis del coronavirus, ha creado una división llamada Health para distribuir material sanitario. 

Correos recibió 12 ofertas para este contrato. La adjudicación solicitaba la entrega de mascarillas autofiltrantes del modelo FFP2, KN95 y N95. Según los términos de la licitación, el proveedor tiene un plazo máximo de 15 días desde la formalización del contrato para entregar todo el material. Ambas partes formalizaron su acuerdo el pasado lunes 4 de mayo. Por lo tanto, los 4,7 millones de mascarillas tienen que estar en manos de Correos antes de este viernes. 

La empresa pública de mensajería recurrió a esta adjudicación un mes y medio después de que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana se comprometiese a entregarle dos millones de mascarillas. Desde Correos aseguran que este material ya está en sus manos, pero que ha tenido que recurrir al mercado para satisfacer las necesidades de sus 70.000 trabajadores.