Correos gastará 60.000 euros en sesiones de coaching ejecutivo para 28 directivos. Lo hará en los próximos 18 meses, según se desprende de la licitación publicada en la Plataforma de Contratación del Sector Público que ha sido consultada por Vozpópuli, y el objeto del contrato es proveer a la compañía de "los servicios de profesionales para la realización de sesiones de coaching ejecutivo a directivos, acompañándoles en la interpretación de sus informes de desarrollo".

Se trata de un contrato para el que la compañía pública de mensajería recibirá ofertas hasta el próximo martes y para el que destinará un total de 61.488 euros (IVA incluido), según recoge la licitación. Cada directivo se beneficiará de al menos siete sesiones. "Se podrán solicitar sesiones adicionales hasta completar el proceso con resultados dentro del presupuesto máximo de la adjudicación", explica el pliego.

La licitación de Correos coincide en el tiempo con el ajuste de estructura directiva que está realizando la empresa, que, como avanzó este periódico, prescindió el pasado mes de mayo de sus divisiones territoriales y, con ellas, de sus siete directores. En aquel momento, la empresa justificó la decisión como "una reorganización interna a nivel territorial de cara a mejorar la eficiencia de la compañía".

En base, la empresa pública propone la contratación del servicio de coaches ejecutivos para realizar un proceso de coaching a 28 directivos. El propósito, señala la compañía, es "alcanzar los objetivos específicos de cada participante gracias a la realización del Plan de Acción Individual que se haya establecido junto al coach en el proceso". Dicho proceso, ahonda la empresa, deberá "facilitar aprendizajes para cambiar acciones, creencias limitantes y comportamientos de los participantes".

"La empresa adjudicataria se adaptará a las necesidades del participante, para lo cual deberá trabajar en relación a los objetivos individuales profesionales alineados con los organizacionales de Correos", matiza el pliego. Para realizar las sesiones, Correos demanda que los coaches ejecutivos cuenten con, al menos, "un nivel de acreditación Professional Coach Certified (PCC) de la International Coaching Federation (ICF)" y que además tengan un experiencia mínima de diez años en empresas.

La idea de Correos es que este servicio pueda prestarse en diferentes provincias de España. En concreto, en el pliego de condiciones la compañía recalca que la empresa adjudicataria deberá contar "con los medios humanos y materiales suficientes" para atender la demanda del servicio en Madrid y "excepcionalmente" -con un máximo de cinco sesiones por cada localización- en Barcelona, Valencia, Tenerife, Bilbao, Sevilla y Santiago de Compostela.

Correos se 'mueve' desde Madrid

Con la supresión el pasado mayo de la división de España en siete zonas, todos los servicios dependen de los servicios centrales, ubicados en Madrid. Estas siete zonas eran: Galicia, Asturias y Castilla y León (Zona 1); Euskadi, Navarra, La Rioja y Aragón (Zona 2); Cataluña (Zona 3); Madrid, Castilla-La Mancha y Extremadura (Zona 4); Comunidad Valenciana y Baleares (Zona 5); Andalucía y Ceuta y Melilla (Zona 6); y Canarias (Zona 7).

En julio de 2019, la Airef también apuntó a la "eficiencia" de Correos en su informe sobre la compañía, en el que destacaba que "también existen potenciales ganancias de eficiencia en los servicios centrales de la organización". En concreto, explicaba el organismo independiente, "aparte de los incentivos identificados en las actividades de admisión, clasificación y distribución, también se identifican potenciales ganancias de eficiencia en los servicios centrales a partir de la reducción de estructuras intermedias o la reducción de las principales partidas de gasto".