Airbus ha anunciado que ha cerrado temporalmente su línea de ensamblaje final del A320 en Tianjin, China, debido al brote de coronavirus en el país.

La compañía explicó que está proporcionando equipos informáticos a sus empleados de Airbus China para que "no necesiten viajar al trabajo". Todavía no está claro cómo afectará el cierre a las operaciones o cuándo se volverá a abrir la instalación.

La compañía asegura que sigue de cerca la evolución de la situación del coronavirus y los consejos de viaje de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que están afectando a Airbus a nivel mundial.

La factoría de Tianjin, en la que trabajan unas 600 personas, se encontraba parada desde la última semana de enero por las tradicionales vacaciones de Año Nuevo en China, pero el fabricante aeronáutico europeo decidió prolongar el cierre siguiendo las consignas del Gobierno chino.

En Tianjin, en funcionamiento desde 2008, se ensamblan aviones de la familia A320 de pasillo único a partir de las piezas que llegan de otras fábricas en Europa.

El coronavirus ya ha dejado al menos 636 fallecidos, más de 31.000 infectados sobre todo en Asia

En una nota en su página web la compañía constructora aeronaútica asegura que el personal está informado constantemente sobre la situación y las precauciones necesarias a tomar, proporcionandoles actualizaciones a medida que la situación lo requiere.

Impacto en la producción

Además asegura que monitorea cualquier posible impacto en la producción y las entregas e intentará mitigar mediante planes alternativos cuando sea necesario.

El coronavirus ya ha dejado al menos 636 muertos, más de 31.000 infectados sobre todo en Asia.