El consumo de combustibles de automoción bajó el 42,9% en mayo respecto al mismo mes de 2019, aunque respecto a abril repuntó el 45,7% gracias al incremento de la movilidad que acompañó a las distintas fases de 'desescalada' tras el parón de actividad por la covid-19.

En el caso de las gasolinas, la caída interanual fue del 57,1% mientras que su consumo se duplicó respecto a abril, según datos provisionales de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores).

El consumo de gasóleo de automoción, más utilizado en el transporte por carretera, bajó el 39,7% respecto a mayo de 2019 y subió el 39,7% frente a abril.

En el acumulado desde enero, el consumo de los combustibles de automoción se mantiene en el 25,7% por debajo del de un año antes, con una caída del 32,8% en el caso de las gasolinas y del 24,2% en el del diésel.

En mayo se registró el menor consumo de gas natural en ese mes desde 2015, tras caer interanualmente el 25,6%

En el caso del queroseno, usado en aviación, la caída interanual se mantuvo en el 92,3% en mayo, mientras que en el acumulado de los cinco primeros meses del año es del 49,7%.

Menor consumo de gas natural

Según la misma fuente, en mayo se registró el menor consumo de gas natural en un mes de mayo desde 2015, tras caer interanualmente el 25,6%, hasta los 22.546 gigavatios hora (GWh).

El consumo de gas natural para generación eléctrica cayó el 42,2%, en tanto que el destinado a uso convencional (hogares y empresas) bajó el 19,4%.