LinkedIn permite a las empresas controlar el acceso y recibir informes de usuarios en el caso de las cuentas compradas por organizaciones para el uso de sus empleados, extremo que refleja en sus condiciones de servicio.

"Si los servicios han sido adquiridos por terceros para que tú los utilices (por ejemplo, una licencia de Recruiter que ha comprado tu empresa), ese tercero que paga por dichos servicios tendrá derecho a controlar el acceso y a recibir informes sobre el uso que realices del servicio de pago; pero no tendrá derechos sobre tu cuenta personal.

Las condiciones no determinan en ningún caso el tipo de informe ni la periodicidad del envío del mismo para el supuesto que se explica en sus condiciones de servicio.

Linkedin permite concluir el contrato al cliente en cualquier momento, si bien se reserva el derecho de seguir utilizando y divulgando los comentarios del usuario, a pesar de que se cierre su cuenta

Las llamadas cuentas Recuitrer están pensadas para reclutar personal. Ofrecen acceso ilimitado a toda la red de LinkedIn -algunas funciones, como saber quién visita el perfil de un usuario, son de pago-. Son cuentas creadas y diseñadas específicamente para la selección de personal. LinkedIn reconoce que para utilizar una cuenta Recruiter hay que tener habilitada una cuenta personal.

La propia red social explica que "Recruiter tiene una interfaz de usuario única centrada en búsquedas extremadamente precisas, administración de mensajes y de perfiles (con carpetas para proyectos), gestión de casillas para empleos, funciones de colaboración y productividad y funcionalidades administrativas para gestionar las cuentas de usuarios".

Datos del usuario

Recruiter Lite, la versión más reducida de recruiter, tiene un coste de 93 euros al mes. Entre otras cosas, este tipo de cuentas permiten saber qué personas han visto el perfil en los últimos tres meses. Además, ofrece filtros de búsqueda de perfiles más precisos y el seguimiento de candidatos agrupados desde un mismo lugar.

Linkedin posibilita al cliente ejecutar el fin del contrato en cualquier momento, si bien se reserva el derecho de seguir utilizando y divulgando los comentarios del usuario, a pesar de que se cierre su cuenta.

La plataforma explica al usuario en sus condiciones de uso que tras la rescisión del contrato también seguirá aplicando "el derecho de los miembros y de los visitantes a volver a compartir contenido e información que compartiste a través del Servicio siempre que fueran copiados o vueltos a compartir antes de la rescisión".