Mario Conde no fue uno de los 200.000 contribuyentes que aprovecharon la puerta que Hacienda abrió en 2013 para aflorar la tenencia de patrimonio en el extranjero. Ni utilizó el modelo 720, ni un año antes tampoco se acogió a la amnistía fiscal que, a través del modelo 750, permitió regularizar el dinero oculto al fisco. A esta conclusión han llegado los investigadores que durante meses han seguido las pesquisas que este lunes, finalmente, acabaron con la detención del exbanquero. Fuentes de la Agencia Tributaria y de Hacienda rehusaron confirmar o desmentir esta información "por tratarse de datos confidenciales".

La Agencia Tributaria cobrará la deuda de Conde con Hacienda, 9,9 millones, en los países donde esconde el dinero

En medios de la investigación se conoce también que la Agencia Tributaria ha activado ya, en todo caso, los mecanismos a su alcance para cobrar la deuda que el exbanquero tiene contraída con Hacienda, allí donde las pesquisas revelen que esconde el dinero. Todo parece indicar que se trata de Suiza. El pasado diciembre, mes en el que se publicó por primera vez la lista de casi 5.000 morosos con deudas superiores al millón de euros, la de Conde ascendía a 9,9 millones de euros. Una segunda entrega de esta lista será dada a conocer el próximo verano.

Las multas para los contribuyentes que no presenten la declaración de bienes en el extranjero o lo hagan de forma incorrecta son de 5.000 euros por dato omitido. Para las declaraciones fuera de plazo, la sanción baja a 100 euros por cada dato con un mínimo de 1.500 euros. Si, además, hay ganancias patrimoniales no justificadas, al contribuyente se le impone una sanción del 150% del impuesto adeudado en el último ejercicio, que es la que le corresponderá ahora abonar a Conde.

Fuentes de la investigación desconocen todavía los motivos por los cuales el exbanquero no utilizó en su día ninguna de las puertas que Hacienda le abrió para regularizar su dinero. Hasta mediados del año pasado, 200.000 contribuyentes sí lo hicieron declarando un patrimonio cercano a los 125.000 millones de euros, de los que 28.000 regresaron a España.

Rentabilidad para las arcas públicas de la amnistía fiscal

El modelo 720 nació en 2013 e incorporó la obligación de aflorar las cuentas, valores y bienes depositados en el extranjero. A Hacienda no solo le sirvió para obtener esta información, sino también para cruzarla con la acumulada en 2012 gracias a la amnistía fiscal. Este trabajo tuvo sus frutos, pues permitió iniciar una investigación sin precedentes a los contribuyentes sospechosos de blanquear dinero. La lista pasó a manos de la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (SEPBLAC), dependiente del Ministerio de Economía, que fue la que se ocupó, entre otros expedientes, del que afectó al exvicepresidente Rodrigo Rato.

El exbanquero despreció las oportunidades que Hacienda dio en 2012 y 2013 para regularizar su patrimonio

Por éstas y otras vías diferentes, a través del análisis de la información contenida en el modelo 720 y en el 750, se han conseguido ensanchar las bases imponibles declaradas e iniciar por parte de la Agencia Tributaria nuevas comprobaciones. De hecho, en el ejercicio pasado, casi 28.000 españoles declararon por primera vez disponer de bienes en el exterior por un valor de 14.300 millones de euros. Con toda esta voluminosa información, la Agencia investiga aquellos casos en los que encuentra indicios de ocultación de bienes fuera de España y en los que observa contradicciones entre las declaraciones presentadas y la situación tributaria o patrimonial del contribuyente.

G-20: España aspira a presidir el Foro contra el fraude fiscal

La experiencia acumulada por España en la lucha contra el fraude fiscal permitirá al Gobierno comparecer este jueves en la cumbre ministerial del G-20 que se celebra en Washington con unos criterios claros. Representado por el Ministerio de Economía, defenderá un mayor compromiso de Panamá en el intercambio automático de información con la intención de que sea lo más amplio posible e implique también a los países en desarrollo.

Además, España defenderá que se acorten los plazos para llegar a un acuerdo multilateral que facilite el intercambio país por país de la información desagregada de los impuestos que pagan las multinacionales en todos los territorios donde operan, de forma que sea efectivo a partir del año que viene.

España exigirá este jueves en el G-20 una mayor implicación de Panamá contra el fraude fiscal

Fiel al compromiso de conseguir una mejor coordinación a nivel internacional en el intercambio de la información tributaria, el Gobierno ha presentado su candidatura a presidir el Foro Global de Transparencia e Intercambio de Información con Fines Tributarios, dependiente de la OCDE. En este Foro será donde se analice si una nación considerada ‘paraíso fiscal’ cumple o no con los estándares de transparencia. Hasta enero de 2012, España carecía de representación en el comité de dirección de este organismo.