Condé Nast ultima un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que, salvo cambios de última hora, afectará a 49 trabajadores de la compañía en España, según fuentes consultadas por Vozpópuli. Esa es la última propuesta que la editora de Vogue y Vanity Fair ha puesto sobre la mesa de negociación. El periodo de consultas termina este viernes.

En un principio, la empresa tenía previsto despedir a 55 personas, pero durante las negociaciones se ha logrado reducir el número de afectados. Los despedidos forman parte de las redacciones y los equipos comerciales. En España, la editora cuenta con alrededor de 200 empleados.

De forma paralela, las fuentes consultadas explican que Condé Nast ha abierto 25 nuevas posiciones a las que pueden aplicar los afectados por el ERE. No obstante, no hay ninguna garantía de que vayan a ser recontratados. Además, esos nuevos puestos pueden suponer una modificación sustancial de las funciones que venían desempeñando los trabajadores en sus antiguos puestos. Por ejemplo, un redactor que pase a ser traductor y viceversa.

Alrededor de 72 empleados han firmado un comunicado interno en el que denuncian que el ERE resulta “inasumible” en un contexto de pandemia “donde existe la prohibición específica de despedir”. Además, señalan que afectará a “madres, mayores de 55 de años, familias y personas que se van a ver sin trabajo en un mercado laboral gravemente impactado por la crisis sanitaria que todavía atravesamos”.

El comunicado también señala a la CEO de España, Natalia Gamero, a la que reprocha “su ausencia de acompañamiento, empatía y generosidad” ante los que han sido sus compañeros durante 20 años. “Nos deja atónitos”.

Los trabajadores denuncian que la empresa ha planteado pagar las indemnizaciones mínimas que marca la ley y lamentan el trato recibido durante las últimas semanas. “La frialdad con la que se nos ha tratado, la falta de información y el modelo impuesto impide que cada empleado pueda saber si va a ser despedido después del 4 de junio”.

Condé Nast es la editora en España de Vogue, Vanity Fair, Glamour, GQ, Condé Nast Traveler y Architectural Digest (AD).

Oleada de despidos en prensa

El ERE de Condé Nast se suma al plan de recortes que también ha planteado la editora Hearst España, que ha propuesto despedir a 97 personas, un tercio de la plantilla en España.

Suma y sigue, porque Unidad Editorial tiene activos, por ahora, tres ERE en la compañía: en la división de revistas, en el área corporativa y en la filial de logística y distribución Logintegral. Hace unos meses, el grupo ya desmanteló la red de delegaciones de El Mundo con una veintena de despidos en Cataluña, País Vasco, Baleares y Valencia. La redacción de Alicante fue directamente clausurada.