La embotelladora Coca-Cola Europacific Partners (CCEP) redujo sus ingresos en Iberia (España, Portugal y Andorra) un 20,5 % durante el primer trimestre, hasta 420 millones de euros, respecto al mismo período de 2020, por el impacto de la covid-19, según ha informado este martes la compañía.

En términos generales, la embotelladora registró una caída general de ingresos del 4 %, hasta los 3.090 millones de euros, según los resultados remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

CCEP ha subrayado el efecto de la hostelería y restauración en las ventas hacia los mercados ibéricos, aunque también cayeron los ingresos en las destinadas a los hogares y, dentro de este apartado, menciona la importancia de la bajada en el canal "cash and carry" (mayorista).

En Europa, el recorte de ingresos fue del 7,5 % hasta los 2.293 millones de euros, mientras que, por el contrario, en la zona de Australia, Pacífico e Indonesia los resultados fueron positivos, con un repunte del 8 %, hasta los 797 millones de euros.

El consejero delegado de CCEP, Damian Gamell, ha subrayado, en el comunicado remitido a la CNMV, que las condiciones comerciales permanecieron igual que en 2020, con restricciones vinculadas a la pandemia.

En el caso de los ingresos europeos, durante el primer trimestre cayeron en todos sus mercados salvo en Gran Bretaña, con un leve repunte del 0,5 %.

No obstante, ha mostrado optimismo y ha subrayado la recuperación de Australia y Nueva Zelanda, "nuevos mercados" para la compañía, que espera que se traslade a otros países donde opera.

CCEP ha cambiado oficialmente su nombre este lunes por Europacific Partners, tras la adquisición de Coca-Cola Amatil y su expansión a Australia y Oceanía.

Ingresos de Coca-Cola en Europa

En el caso de los ingresos europeos, durante el primer trimestre cayeron en todos sus mercados salvo en Gran Bretaña, con un leve repunte del 0,5 %, hasta los 498 millones de euros.

En Alemania, descendieron el 9,5 %, hasta 467 millones de euros, en Francia disminuyeron un 0,5 % hasta los 411 millones, y en el norte de Europa la bajada fue del 5 %, hasta los 497 millones.