Coca-Cola European Partners obtuvo un beneficio neto de 498 millones de euros en 2020, lo que supone un descenso del 54,5% respecto a un año antes, en un contexto marcado por la crisis sanitaria de la covid-19 y las restricciones.

Este resultado llega tras unos gastos de reestructuración de 368 millones de euros y costes asociados a la compra de la australiana Coca-Cola Amatil.

En términos comparables, el beneficio neto de la compañía cayó un 30,5% en 2020, hasta 821 millones de euros, según ha informado la mayor embotelladora de Coca-Cola.

Los ingresos contables y en términos comparables ascendieron a 10.606 millones de euros, un 11,5% menos que en 2019.

Beneficio operativo contable

El beneficio operativo contable de 2020 fue de 813 millones de euros, un 47,5% menos, mientras que en términos comparables se situó en 1.194 millones de euros, un 29% inferior.