La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) prevé registrar este año, en este primer semestre, un récord en cuanto al número de salidas a Bolsa en España. Tras años de sequía de estrenos de empresas en el parqué español, el organismo trabaja ya con media docena de compañías para convertirse en cotizadas.

"Prevemos un aumento importante, estamos trabajando ya en media docena de salidas a Bolsa en el primer semestre, lo cual significaría una cifra récord desde que tenemos registros", ha explicado el presidente de la CNMV, Rodrigo Buenaventura, a preguntas realizadas por este diario en la presentación del Plan de Actividades de 2021.

Buenaventura ha señalado que se ha detectado "demanda por activos españoles inversores nacionales e internacionales", algo que, ha dicho, "cuadra con esa idea de impulsar una mayor financiación vía el mercado, lo que nos está obligando a operar casi al 100% de capacidad".

En los dos últimos años ninguna empresa se ha decidido a salir a Bolsa en España por la fuerte competencia del capital riesgo

El presidente de la CNMV ha avanzado que "un porcentaje importante" de las nuevas salidas a Bolsa corresponderán a empresas ligadas "a la sostenibilidad y energías renovables". En los últimos años, el capital riesgo ha frustrado los planes de salida a Bolsa de empresas que finalmente optan por vender capital a una gran firma de este sector para financiarse.

En 2020, en buena parte debido al impacto de la pandemia en la economía, solo Soltec, especializada en equipamiento para energía solar, se animó a salir a Bolsa en España. En 2019 ninguna compañía salió a Bolsa. En 2018 solo lo hicieron MetrovacesaÁrima y Solarpack.

El pasado año estaba prevista la salida a Bolsa de Línea Directa, una operación que no es más que una fórmula ideada por Bankinter para dar salida a accionistas de su filial de seguros con beneficios, pero que se ha retrasado a la espera de que el Banco Central Europeo de su visto bueno.

En los últimos dos años han dejado de cotizar grandes empresas como MásMóvil, Telepizza o Parques Reunidos

No solo no ha habido salidas a Bolsa en los últimos años en España, sino que varias empresas cotizadas de peso han dejado de serlo. Es lo ocurrido con MásMóvil tras la opa lanzada por KKR, Cinven y Providence, en Telepizza y en Parques Reunidos.

Otras empresas que en algún momento han mostrado interés por convertirse en compañías cotizadas, como MediaproVipsIbercaja, parecen haber dejado esos planes ya muy atrás. También el grupo de explosivos Maxam tenía entre sus planes salir a Bolsa en un proceso de venta de la sociedad de capital riesgo Advent, pero finalmente esta prefirió vender su participación a otra firma de inversión, Rhône Capital.

Administradores en Abengoa

Rodrigo Buenavuentura se ha referido durante la rueda de prensa celebrada tras la presentación del Plan de Actividades a la situación concursal de Abengoa. El organismo, al ser la compañía sevillana una cotizada, tiene que nombrar a los profesionales que administrarán el grupo en concurso, que luego serán designados por el juez.

"Este mismo viernes hemos recibido un gran número de sociedades interesadas en ser nombradas administradores concursales, como nunca hasta ahora en un proceso de este tipo". El presidente de la CNMV ha explicado que, por la última reforma de la Ley Concursal, el organismo propondrá "una terna de administradores y el juez decidirá su nombramiento".

Plan de Actividades

La CNMV ha presenetado hoy su Plan de Actividades para 2021, que incluye 54 objetivos concretos o
actuaciones que la CNMV desarrollará en este año.

En la presentación del Plan, Rodrigo Buenaventura, presidente de la CNMV, ha destacado que “la actividad de la CNMV en este periodo, manteniendo la supervisión como prioridad, debe permitir que el mercado de capitales contribuya a una recuperación sostenible y digital”.

El Plan contempla cuatro grandes líneas estratégicas, definidas para el periodo 2021-2022: Supervisión rigurosa, basada en la protección de los inversores y en un mayor uso de los datos; impulso de los mercados de capitales como fuente de financiación para la recuperación económica; facilitar el papel del mercado de valores en la transición hacia una economía más sostenible e inclusiva, asegurando la fiabilidad de la información al inversor; y fomento de los avances tecnológicos aplicados a los mercados de valores previniendo sus riesgos.