La Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) ha dado el visto bueno esta semana a la compra de Novo Banco por parte de Abanca. El supervisor que preside Cani Fernández no ha puesto ningún impedimento a la operación que se dio a conocer el pasado mes de abril.

El banco que preside Juan Carlos Escotet adquirió todo el negocio en España del banco portugués para seguir creciendo. De esta forma, la entidad con sede en Galicia ya supera los 100.000 millones en volumen de negocio. Esta compra es la sexta operación corporativa de Abanca desde 2014.

Con el visto bueno de la CNMC, el banco podrá dar rienda suela a su plan de reforzar su posicionamiento en dos ámbitos de actividad, el primero de ellos el negocio de banca personal y privada, que ha desarrollado en los últimos años con su Plan Estratégico y las compras de la red de Deutsche Bank PCB en Portugal, la de Banco Caixa Geral en España y, más recientemente con la adquisición de Bankoa.

El segundo de los ejes que se verá reforzado con la compra de la red española de Novo Banco es el negocio de empresas, especialmente en la operatoria fuera de balance y la actividad exterior.

Crecimiento de Abanca

Tras esta compra Abanca tendrá un volumen de activos de 71.338 millones de euros y gestionará 42.368 millones de crédito a la clientela, 46.037 millones de depósitos y 11.789 millones en pasivo fuera de balance. Además, contará con 6.312 empleados y 745 oficinas.

Novo Banco España aporta un volumen de negocio de 4.287 millones, dispone de 10 oficinas situadas en entornos urbanos con especialidad en banca personal, privada, de empresas, corporativa e institucional, y cuenta con una plantilla formada por 172 empleados y una red de 102 agentes financieros especializados.

La operación que se ha cerrado queda sujeta a la obtención de las autorizaciones regulatorias correspondientes y a la realización del proceso de integración.

Desde 2014, Abanca integró el Banco Etcheverría; en 2017 compró Popular Servicios Financieros; en 2018, adquirió Deutsche Bank PCB y Banco Caixa Geral, y en 2020, compró Bankoa, cuyo proceso de integración finalizará durante el cuarto trimestres de 2021.