Ismael Clemente, CEO de la socimi Merlin Properties, ha aprovechado el foro inmobiliario organizado este jueves por la escuela de negocios IESE para mandar un mensaje a la Comunidad de Madrid relativo a la Operación Chamartín.

"Me dan ganas de ponerle ruedas y llevármela a París", ha dicho Clemente en un tono de broma pero igualmente llamativo, después de que su par de Colonial, Juan José Bruguera, destacara que en Francia (mercado del que Colonial percibe el 55% de sus ingresos) el plazo de tramitación de las licencias de construcción ronda los seis meses.

Las palabras de Clemente irrumpen en plena incertidumbre sobre la Operación Chamartín ante la falta de la autorización definitiva de la Comunidad de Madrid, que se esperaba en un principio para noviembre.

Madrid no descarta nuevos retrasos

Aquel retraso impactó en los planes de Merlin de hacerse con la participación mayoritaria del BBVA en la sociedad Distrito Castellana Norte, que impulsa el que se considera el mayor proyecto inmobiliario en marcha en Europa. 

Fuentes de la Comunidad de Madrid apuntan a Vozpópuli que los técnicos regionales trabajan contra reloj para poder dar luz verde al proyecto en marzo, como se prevé desde el pasado mes de noviembre, pero no descartan "que se pida información adicional" que pueda suponer un nuevo retraso.

"Somos los primeros interesados en que la obra salga adelante y el plazo previsto es el de marzo. Aún así, hay unas exigencias y garantías ambientales que hay que cumplir y quizá haya que pedir información adicional. Estamos hablando de un proyecto con 54.000 folios y 5.000 PDFs", dicen desde la Comunidad.