El sindicato CGT ha convocado a los trabajadores de Renfe a secundar paros parciales en la compañía el próximo 5 de diciembre y una jornada de huelga el día 20, coincidiendo así con la 'operación salida' del puente festivo de la Constitución y la Inmaculada, y con la del fin de semana de Navidad.

Esta formación, minoritaria en el comité de empresa de la operadora, suma así la huelga del día 20 a los de paros ya convocados para el día 5, ante la falta de voluntad de diálogo que asegura que han mostrado el Ministerio de Fomento y la operadora desde que se anunció esta primera jornada de paros.

"Ha pasado el tiempo y ni la empresa ni el Ministerio han trabajado nada ni generado ningún tipo de diálogo, manteniendo una postura inamovible, inconsciente e impropia de las relaciones laborales", asegura el sindicato en un comunicado. "CGT no va a tolerar esta desgana y pasotismo de la operadora y Fomento", advirtió.

En concreto, los paros convocados para el día 5 están programados para entre las 24.00 y las 4.00 horas, entre las 11.00 y las 15.00 horas, y entre las 20.00 y las 24.00 horas. Para el día 20 se prevé una huelga de 23 horas.

Ambas convocatorias también se ha realizado entre los trabajadores de Adif, compañía titular y gestora de la red ferroviaria.

Estos paros y huelga suceden a los que este mismo sindicato llevó a cabo en el sector varias jornadas de los pasados meses de agosto y septiembre, que también coincidieron con fechas clave de movimiento de viajeros por las vacaciones de verano.

Privatizaciones y falta de personal

Con esta convocatoria, CGT busca protestar por la política de "privatizaciones y externalizaciones" que considera se está llevando a cabo en el sector ferroviario, y por la falta de personal que presentan tanto Renfe y Adif por el acceso a la jubilación de sus envejecidas plantillas.

"No podemos quedarnos quietos en Renfe y Adif cuando el futuro que pretenden es vender a los ferroviarios y a la empresa a precio de saldo, cuando siguen privatizando todos los sectores productivos y cuando sus respectivos planes de empleo no recogen las necesidades productivas reales", indicó el sindicato.