La pandemia y las diferentes medidas que están tomando las comunidades autónomas para detener la expansión del coronavirus están afectando de manera importante a la movilidad. Y este es uno de los principales motivos por los que Cepsa ha decidido activar un ERTE entre sus empleados en gasolineras, según adelanta El Confidencial.

Desde diciembre hay un total de 161 empleados que no trabajan de forma simultánea, según ha explicado Cepsa a El Confidencial. Pero inmersos ya en la tercera ola, y con un escenario nada alagüeño, la petrolera ha decidido aplicar un ERTE, pero que este sea flexible según las necesidades de cada territorio.

"Las actuales situaciones de reducción de movilidad y confinamiento tienen un impacto, como es lógico, en la demanda de las estaciones de servicio, aunque en menor medida que en 2020", apuntan desde Cepsa.

Condiciones del ERTE

Este ERTE será 'especial', ya que no afectará siempre a los mismos trabajadores (indican que se realizarán rotaciones entre los empleados afectados) y que la compañía completará el sueldo fijo (no la parte variable). Además, el tiempo máximo en el que se podrá estar en ERTE será de tres meses. Todas estas medidas han sido acordadas con los sindicatos.