Cepsa ha destituido este viernes a su director financiero, Álvaro Badiola, que será sustuituido por Salvador Bonacasa, un directivo ligado a la compañía desde hace décadas.

Asimismo, Cepsa ha presentado los resultados del año pasado, cuando obtuvo un beneficio neto de 820 millones de euros, lo que representa un descenso del 1,2% con respecto al ejercicio anterior. 

El resultado neto del grupo se vio positivamente impactado por la partida de no recurrentes del traspaso de su participación del 42,09% de Medgaz a Mubadala, posteriormente vendido por el fondo soberano de Abu Dabi a Naturgy y Sonatrach.

Eliminando los elementos no recurrentes y calculando la variación de inventario a coste de reposición, el grupo registró un beneficio neto ajustado de 610 millones de euros, lo que supone una caída del 19%.

El grupo controlado por Mubadala y The Carlyle Group indicó que este descenso se debió, principalmente, al entorno de bajos márgenes de refino, especialmente en el primer y cuarto trimestre del año; así como a la caída de los márgenes de algunos productos petroquímicos.