La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha enviado un comunicado para rechazar la voluntad del Gobierno de crear un mecanismo de equidad intergeneracional que haga a la generación del 'baby boom' elegir entre jubilarse algo más tarde o recortar ligeramente sus pensiones.

"Ante la confusión generada por las desafortunadas declaraciones realizadas por el ministro Escrivá en relación con los ajustes de la pensión de la generación del “baby boom”, el mismo día en que se
producía la firma del acuerdo relativo a la primera parte de la reforma de las pensiones, CEOE y CEPYME quieren aclarar que dicha pretensión no forma parte del acuerdo alcanzado ni se comparte", ha recalcado la patronal en un comunicado.

Se refiere al anuncio realizado este jueves por el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, quien en declaraciones a TVE ha anunciado que el Gobierno aprobará antes del 15 de noviembre un mecanismo de equidad intergeneracional, en sustitución del factor de sostenibilidad, que ofrecerá a la generación de los nacidos entre 1950 y 1970 la posibilidad de jubilarse algo más tarde o bien de recortar algo su pensión.

"La definición del nuevo factor de sostenibilidad, en sustitución del actual, que ha quedado supeditada a una futura negociación, debe sustentarse en la equidad y la solidaridad intergeneracional evitando, en todo caso, que recaiga solo sobre algunas generaciones la sostenibilidad del sistema", ha condenado CEOE.

Escrivá ha definido el ajuste como "bastante moderado"

Escrivá ha explicado que el ajuste será "bastante moderado", ya que los pensionistas "no verán mermada su pensión, podrán elegir entre un ajuste pequeño en su pensión o alternativamente podrían trabajar algo más". Ha advertido, no obstante, de que todavía tienen que concretar los detalles.

Este mecanismo servirá para intentar contener el fuerte incremento del gasto público que se va a producir para pagar las pensiones de la generación del 'baby boom', por ser mucho más numerosa que la siguiente y que no podrá por tanto cubrirse con las cotizaciones sociales de los trabajadores del momento, engordando el déficit de la Seguridad Social.

Aunque no ha sido de momento incluido en el primer paquete de la reforma de las pensiones, que se ha firmado este jueves con los agentes sociales, la patronal y los sindicatos se han comprometido con el Ministerio a definirlo de aquí al 15 de noviembre. Una vez listo, la idea es introducirlo en la reforma a través de una enmienda al proyecto de ley.