Javier García del Río cobró 204.000 euros por ocho meses como director general de la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb). El ejecutivo fue designado consejero delegado por el conocido como banco malo el pasado mes de octubre.

García del Río procedía de la inmobiliaria Solvia antes de incorporarse en febrero de 2020 al puesto de director general de Sareb. El organismo, participado en un 45% por el Frob y el resto por entidades financieras, informa sobre la retribución percibida por su ahora consejero delegado en el Informe de Gobierno Corporativo presentado ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

En el mismo informe enviado al regulador, Sareb indica que, de forma adicional a la Retribución Fija de los miembros de la Alta Dirección a 31 de diciembre de 2020, "dos miembros de la Alta Dirección que cesaron en 2020, antes del final del ejercicio, percibieron la cantidad de 640.000 euros".

En 2019 el consejo de administración de Sareb percibió 1,75 millones de euros

La Sareb no precisará la política de retribución del pasado ejercicio hasta que celebre próxima junta de accionistas, lo que podría producirse a mediados de año.

El 30 de abril de 2020 la entidad comunicó que el presidente, Jaime Echegoyen, y el resto de los miembros de la Dirección Ejecutiva de la compañía habían decidido renunciar al cobro de la retribución variable del ejercicio 2019, así como la que les podría corresponder en el 2020, "como un ejercicio de responsabilidad ante la situación que está viviendo el país debido a la crisis del coronavirus". La compañía decidió además mantener los salarios congelados para toda la plantilla para este ejercicio.

En 2019 el consejo de administración de Sareb percibió 1,75 millones de euros. La retribución fija máxima propuesta por el consejo de administración para los consejeros ejecutivos asciende a 385.000 euros cada uno.

Sareb registró 1.073 millones de euros de pérdidas el pasado año y sus ingresos cayeron un 38%

En 2020, Sareb registró 1.073 millones de euros de pérdidas, un 13,3% superiores a los 'números rojos' de 947 millones registrados un año antes. Sus ingresos se redujeron un 38%, hasta los 1.422 millones de euros.

El organismo recibió 200.000 activos el año de su creación, en 2012, valorados en 50.781 millones de euros, de los que el 80% eran activos financieros, y el resto inmobiliarios. Hasta el momento, Sareb ha cancelado el 31,2% de la deuda que emitió en el momento de su constitución, por importe de 15.863 millones de euros. En sus ocho años de actividad ha reducido su cartera un 37,3%, hasta los 31.800 millones