El mayor fondo de capital riesgo inmobiliario del mundo Blackstone apura sus opciones de abrirse paso en el mercado español de los centros de datos, según coinciden señalar a Vozpópuli distintas fuentes conocedoras de este incipiente segmento inmobiliario que nutre a compañías de uso intensivo de datos como Netflix.

Una de estas fuentes vincula ese interés de Blackstone a conversaciones con la inmobiliaria del Ibex 35, Merlin Properties, que se encuentra ahora desarrollando al menos cuatro centros de datos neutros en carbono de la mano del operador de energías renovables Endeavour Energy en el entorno de Madrid, Barcelona y Bilbao. Oficialmente, ninguna de las partes ha hecho comentarios.

Imagen de un centro de datos
Servidores de un centro de Datos en Alcalá en el que se guardan millones de datos en la nube.

Fuentes cercanas a Merlin aseguran que sus proyectos de centros de datos no están a la venta. "Si los quieren, tendrá que ser con la compañía entera", dicen estas fuentes.

La mayor teleco española, Telefónica, también ha puesto en marcha un plan de desarrollo de diez nuevos centros de datos en España antes de 2022. No obstante, fuentes consultadas por este medio aseguran que la compañía no recibió hasta el momento ninguna muestra de interés de Blackstone.

Los centros de datos, el nuevo activo estrella

Paralelamente, fuentes del mercado de la inversión apuntan que comprarlos ahora "puede ser un chollo", mayor incluso, por ejemplo, que el de las naves logísticas para comercio electrónico.

"No se puede dar servicio a los mercados españoles de 5G desde las zonas de disponibilidad de los Países Bajos o Estados Unidos", afirmó recientemente de Merlin Properties, David Brush. "Docusign, Dropbox, Salesforce, Netflix: todos esos usos de los clientes impulsan la demanda de centros de datos, y la covid acelera esta necesidad".

"Docusign, Dropbox, Salesforce, Netflix: todos esos usos de los clientes impulsan la demanda de centros de datos, y la covid acelera esta necesidad"

Fuentes del sector calculan que la industria de los centros de datos crecerá a un ritmo del 5% a nivel global en el próximo lustro e incluso por encima en España, donde apenas existe una quincena de centros y donde se emplaza la puerta de entrada al mercado latinoamericano y africano. Atendiendo a las mismas fuentes, en nuestro país se activará otra decena de nuevos centros de datos antes de 2024.

Se prevé que el mercado de la nube crezca un 15% en España en el próximo lustro. Data4, NTT o Nabiax (a la que Telefónica acaba de vender cuatro centros de datos a cambio del 20% de su capital) han sido hasta ahora los principales impulsores de este incipiente mercado con Madrid como principal foco de inversión.

En los últimos meses, han empezado a interesarse otros inversores con mayor tracción, como el fondo soberano de Singapur, Aquila, Starwood, Goldman Sachs o Blackstone, especialista en operaciones con grandes rentabilidades.

Blackstone, Brookfield, TPG...

En las últimas semanas, el propio Blackstone ha acometido una importante inversión en activos de data center en Estados Unidos. En concreto, ha avanzado en la adquisición del operador de estos centros QTS por unos 10.000 millones de dólares, informó Bloomberg a principios del pasado mes de junio. La cartera de QTS se despliega fundamentalmente por Norteamérica y, luego, Europa.

Otro gigante del private equity que ha entrado con fuerza en este segmento inmobiliario es Brookfield. Un fondo que, como informó este digital, intentó ya frustradamente hacerse en el último año con la propia Merlin Properties. En 2019, los canadienses compraron la cartera de centros de datos de la compañía estadounidense de telecomunicaciones AT&T por 1.100 millones de dólares (una veintena de centros por todo el mundo).

Otro fondo de capital riesgo americano, TPG, hizo lo propio el último mes. Invirtió 100 millones de dólares en un espacio para desarrollar un centro de datos dentro de una joint venture con el operador de data centers Quantum Loophole, en el que TPG habría adquirido también una participación. En España, TPG ha irrumpido recientemente en Témpore, la socimi de viviendas de la Sociedad de Gestion de Activos Procedentes de la Reestructuracion Bancaria (Sareb).