El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, ha asegurado que, a pesar de su complejidad, 2020 ha sido un año de "logros estratégicos relevantes" y ha afirmado que la entidad afronta 2021 "con una fortaleza sin igual" para invertir en crecimiento y para aumentar la remuneración al accionista.

Así lo ha puesto de manifiesto en una entrevista publicada en la web corporativa de BBVA, en la que Torres Vila hace balance de 2020 y ofrece su visión del próximo año.

En este sentido, y tras la reciente venta del negocio de Estados Unidos y la decisión del Banco Central Europeo (BCE) sobre el pago de dividendos, considera "como una opción muy interesante una recompra relevante de acciones" para remunerar al accionista.

Torres Vila destaca la importancia de la venta de la franquicia en Estados Unidos y el "enorme valor" que aflora la operación.

Preparados para "afrontar las dificultades"

Según destaca, BBVA está preparado, por tanto, para "afrontar las dificultades que puedan seguir viniendo", pero también para invertir de "forma rentable" en los mercados donde tiene liderazgo y para incrementar la retribución a sus accionistas.

"En el fondo, es una operación que demuestra el compromiso de BBVA con la generación de valor para los accionistas", resume Torres Vila, quien, en este sentido, considera "muy buena noticia" la actualización de la recomendación del BCE en torno a los dividendos.

A partir de septiembre de 2021, según señala, se normaliza la política de dividendos de los bancos europeos, "algo muy necesario". "Ya dijimos cuando anunciamos la operación de venta de Estados Unidos que contemplábamos como una opción muy interesante, adicional a la de los dividendos, una recompra relevante de acciones", señala.

Torres Vila indica que a los precios actuales de la acción del banco sigue siendo "una alternativa muy interesante de remuneración al accionista".

Fusión fallido con Sabadell

El presidente de BBVA se refiere también a los motivos que llevaron a terminar las negociaciones con Banco Sabadell para una potencial fusión.

"Era un buen ejemplo de inversión en mercados donde tenemos liderazgo y donde podemos generar valor al accionista. No ha salido adelante porque no hemos llegado a un acuerdo en los términos económicos", indica.

Asimismo, Torres Vila descarta ampliar la presencia de la entidad en Turquía: "La posición que tenemos ahora en Garanti nos permite el control, nos permite la gestión del banco, y no contemplamos ningún cambio" en la participación actual, que asciende al 49,85%.

Crecimiento económico en 2022 en España

Por otro lado, Torres Vila califica la situación económica y sanitaria con un adjetivo: "incierta". Si bien habla con cierto optimismo de la vacuna, también pide prudencia sobre cuándo se producirá "la inmunidad que es necesaria para volver a la normalidad".

Ahora, según señala, "es importante mantener el rigor en la aplicación de las medidas".

Respecto a la economía, prevé "rebote" en el crecimiento económico en la segunda mitad del año, pero una recuperación desigual entre regiones, donde países como China, Estados Unidos o Turquía recuperarán su PIB el próximo año, mientras que otras zonas como Europa o América del Sur tendrán que esperar probablemente hasta 2022. Este es también el caso de España, según señala.

El presidente de BBVA pone el acento en que el país debe fomentar la inversión privada para generar crecimiento económico, empleo y bienestar.

En su opinión, para fomentar esa inversión se debe generar confianza a través de cuatro vías: estabilidad institucional, predictibilidad regulatoria; un sistema fiscal que no distorsione la toma de decisiones y que sea eficiente, y mantener los estímulos por parte de las autoridades, que "han funcionado bien en el año 2020 y todavía son necesarios", tanto los monetarios que ha puesto en marcha el BCE, como los fiscales en España.

Asimismo, considera necesarias "reformas que atraigan inversión privada", en línea con las recomendaciones de la Comisión Europea.

En la misma línea, como una quinta recomendación destaca la necesidad de generar los "incentivos a que haya inversión privada adicional". Y esto, a su juicio, "liga bien con los fondos europeos".

Torres Vila estima que el foco en la inversión de estos fondos junto al capital privado debe ponerse en varios ejes como la sostenibilidad, el crecimiento inclusivo, la digitalización para modernizar la economía española hacia el dato, y "que sean programas de más amplio espectro que lleguen a la pequeña y mediana empresa, a los autónomos y a las familias".

Todo ello, según indica, "siempre con esquemas transparentes, ágiles y competitivos en la asignación de recursos".

Desde el sector financiero, Torres Vila explica que se puede amplificar los fondos públicos con la capacidad financiera y apoyar en el análisis de los propios proyectos y en la tramitación que "sea necesaria para llegar capilarmente a todos los agentes económicos".

Para ello, BBVA trabaja ya con las autoridades en España, en el diseño de productos y soluciones "que permitan que esto sea así".