La nueva cepa de coronavirus detectada en Reino Unido empieza a hacer mella en la economía española. Concretamente el turismo, una vez más, se convierte en uno de los sectores que más se resiente tras el veto a los vuelos procedentes de Reino Unido. Aunque España ha sido de los últimos países europeos que han adoptado esta decisión, las cancelaciones de las reservas de viajeros que tenían previsto viajar a España desde este país no han dejado de producirse. 

Tal y como apuntan desde la agencia de viajes online Destinia, actualmente el 68% de las reservas que se habían realizado para venir a nuestro país desde Reino Unido en estas fechas, entre el 22 de diciembre y el 15 de enero, se han anulado. De este porcentaje, un 37% se han producido en el último momento, entre el 19 y el 21 de diciembre. 

Según explican a Vozpópuli desde el citado portal de viajes, la facturación esperada para estas navidades cae un 25%. Además, Canarias es la comunidad autónoma más afectada por las anulaciones, representando el 85% del total. "Los británicos habían elegido éste destino como lugar principal para Navidades debido a su "seguridad" respecto al covid y buen tiempo", señalan desde Destinia. 

El archipiélago canario es la región que más conexiones diarias realiza con el Reino Unido. Solo el pasado fin de semana, en pleno auge de los contagios y con la nueva cepa ya "fuera de control"aterrizaron en las islas 153 vuelos procedentes del país británico: 55 en Tenerife Sur, 50 en Lanzarote, 25 en Gran Canaria y 23 en Fuerteventura.

"La incertidumbre es absoluta"

"Estos cambios generan una gran problemática para el sector en España ya que la gestión y operativa de los hoteles, receptivos, aeropuertos, etc. se hace inmanejable. No se puede estar abriendo y cerrando negocios  de un día para otro, un día se abren fronteras y se recupera la demanda y al día siguiente se vuelve a cancelar todo. La incertidumbre es absoluta", asegura Ricardo Fernández, director general de Destinia. 

En el mismo sentido que Fernández se ha pronunciado Juan Pablo González, gerente de la patronal hotelera Ashotel (Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro): "El cierre de mercado se prolongará en el tiempo y puede afectar al arranque de la próxima temporada alta", señala. 

"Es un varapalo desde el punto de vista turístico", afirmó hace unos días el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, sobre el cierre del espacio aéreo con el Reino Unido.