La vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha calificado de "errata" y "sorpresa" la mención que hace un documento del Plan de Recuperación para acceder a los fondos europeos sobre la supresión paulatina de la tributación conjunta en el IRPF, y ha dejado claro que no hay nada al respecto en la reforma fiscal que se ha remitido a Bruselas.

"Estamos hablando de una errata dentro del cuerpo del Plan y en la ficha fiscal lo que se prevé es la creación del grupo de expertos de la reforma fiscal, que evaluará las cuestiones de la Airef en cuanto a la eficacia de las bonificaciones fiscales que ya existen", ha señalado Calviño ante la prensa, tras recordar que este organismo ha cuestionado la tributación conjunta en el IRPF desde el punto de vista de la igualdad de género.

Dicho esto, ha asegurado que en la propuesta fiscal remitida a Bruselas dentro del Plan de Recuperación "en absoluto" prejuzga la propuesta final del Gobierno, que esperará primero al informe del grupo de expertos, que deben concluirlo en febrero de 2022. En esta misma línea, ha negado también que el Plan recoja un aumento del impuesto al diésel.

Calviño ha admitido que los miembros del Gobierno se quedaron "sorprendidos" cuando se conoció ese aspecto del anexo y ha reconocido que puede dar lugar "a una mala interpretación", pero ha insistido una y otra vez en que el componente de la reforma fiscal es "claro y meridiano".

El documento objeto de la polémica se hizo público el pasado viernes y en él se dice que el plan "incluye la paulatina desaparición de la reducción por tributación conjunta mediante el establecimiento de un régimen transitorio, debido a que genera un desincentivo a la participación laboral del segundo perceptor de renta (principalmente mujeres)". Al día siguiente, el Ejecutivo salió a negar que esa fuera su intención.

Calviño dice que también sorprendió a Bruselas

"La sorpresa nuestra creo que también la tuvo la Comisión, porque no es ese el planteamiento recogido en el Plan de Recuperación y como hemos venido diciendo de forma rotunda", ha reiterado la ministra, tras indicar que dentro de un documento que tiene 343 paginas, que haya "una cuestión que da lugar a una posible interpretación divergente o que no está totalmente clara", es una "eventualidad" posible en un trabajo "tan intenso, durante tanto tiempo y con una presión importante".

En este sentido, ha afirmado que la necesaria reforma fiscal en España no es un debate sólo de nuestro país, sino que también se está planteando en otros países, como es el caso de Estados Unidos, que también está a favor de una tributación mínima en el Impuesto sobre Sociedades. En este sentido, confía en que a lo largo de este año pueda haber una propuesta al respecto a nivel internacional.

Reforma fiscal profunda

Por último, la ministra ha insinuado que, en principio, los Presupuestos de 2022 no recogerán la reforma fiscal, ya que la reforma "en profundidad se realizará sobre la base de las recomendaciones que haga el grupo de expertos, que presentarán su informe en febrero de 2022", por tanto, una vez estén en vigor las nuevas cuentas.

Igualmente, ha afirmado que la reforma fiscal tratará de incrementar la recaudación en línea con la media de los países del entorno, y crear un modelo fiscal "más progresivo, más redistributivo y más justo".

Calviño ha anunciado que en la tarde de este miércoles el Gobierno hará públicas las fichas con las reformas e inversiones que el Gobierno ha prometido a Bruselas para poder acceder a los 140.000 millones de euros que le corresponden del fondo de recuperación. En ellas se podrá ver el detalle de las reformas prometidas y el calendario para su implementación, ha prometido.