Freepik es un buscador de imágenes inspirado en Google. Cuenta con 16 millones de recursos visuales y es utilizado por 50 millones de personas cada mes. Su sede está en Málaga y al frente de la compañía se encuentra Joaquín Cuenca, un emprendedor que en su día se convirtió en el primero en venderle una compañía a Google.

Se trata de Panoramio. La idea inicial era que usuarios de todo el mundo subieran sus fotos para poder ver cualquier lugar del mundo. Un proyecto que daba más sentido a Google Earth o Google Maps, motivo por el cual la empresa norteamiericana realizó dos tentativas para comprarla. En la segunda de ellas, se realizó la operación. Desde entonces, Google comenzó a mostrar fotos en Google Maps. Panoramio fue la empresa con la que el buscador norteamericano comenzó a ofrecer imágenes en sus servicios.

Tiempo después de la compra, concretamente en 2007, Google hizo pública su decisión de cerrar definitivamente Panoramio. Las imágenes que se encontraban dentro de la compañía pasaron a formar parte del proyecto Google Views. De esta forma, el sitio web fundado por Joaquín Cuenca dejó de estar disponible a partir del 4 de noviembre de 2016.

Cuenca ha seguido una línea empresarial similar con Freepik -el uso de recursos fotográficos por parte de la comunidad-. Cuenta con varios modelos de negocio. Aunque incluye una suscripción gratuita -con un máximo de tres descargas diarias-, también ofrece una modalidad de pago. Dependiendo de la zona el usuario paga desde 10 euros al mes hasta 90 euros al año, por un límite de descargas de 100 recursos al día. Concretamente, el coste en España es de 9,99 euros al mes o 89,9 euros al año.

Su principal rival es la empresa Shutterstock, si bien desde Freepik aseguran que el número de descargas, en el caso de la empresa con sede en Málaga, supera en diez veces los números de su competidora. El destino ha querido que Joaquín cuente de nuevo con Google como empresa aliada, en este caso para mover los contenidos que se ofrecen a la comunidad a lo largo y ancho de todo el mundo.

Hasta el momento sus recursos e imágenes se encontraban en los servidores de la empresa francesa OVHcloud. "Hemos estado muy contentos con OVH pero ha llegado un momento en que tenemos que eliminar infraestructura que tenemos en París, y debíamos aplicarla en Estados Unidos y Asia parareducir la latencia. Pensamos que Google es la mejor opción", explica Cuesta.

Comandos directos en Google Assistant

Google trabaja en que su asistente de voz (Google Assistant) pueda trabajar con comandos directos. El buscador norteamericano parece haber tenido esto en cuenta -según aseguran medios especializados- y ya trabaja en la creación de una suerte de listado de acciones rápidas o comandos de voz para usar otras palabras a la hora de activar a Google Assistant.

El buscador no ha confirmado oficialmente esta información, pero todo hace pensar que las órdenes directas se centrarían en acciones muy concretas, como por ejemplo 'colgar' cuando se desee interrumpir una llamada con el manos libres activado o 'responder' en el caso de que se desee coger una llamada entrante.

Esto se trasladaría también a servicios de terceros, como por ejemplo empresas tipo Netflix, Spotify o HBO. Abrir estas aplicación y comenzar la reproducción de un contenido podrían ser acciones comunes, mediante comandos de voz, en un futuro próximo. Buscar una serie, una canción, pausar la reproducción del contenido...

Por otra parte, Sergey Brin lleva más de cuatro años trabajando en una empresa de globos aerostáticos denominada LTA Research and Exploration. LTA responde al acrónimo inglés 'Más Ligero que el Aire'.
Brin posee una fortuna de unos 100.000 millones de dólares y destina parte de este capital a la empresa que puso en funcionamiento dentro del Centro de Investigación Ames de la Nasa en 2017
. El objetivo es que estos dirigibles puedan llevar ayuda humanitaria a cualquier punto del planeta.