Bolsas y Mercados Españoles (BME) ha contratado a EY como su nuevo auditor en sustitución de PwC, según ha podido saber Vozpópuli por fuentes financieras. Este cambio se ha producido para que el operador de la Bolsa española estuviera en sintonía con su nuevo dueño, SIX, al que también audita EY.

Esta será la primera vez que dicha big four la audite, pues anterior a está estuvieron PwC (2013-2020) y Deloitte (2006-2012). BME fue excluida de Bolsa el pasado mes de septiembre después de que el operador suizo tomara el 100% de la compañía.

SIX lanzó la opa amistosa por BME en noviembre de 2019 a un precio de 34 euros por acción, lo que supuso una prima del 33% sobre la cotización de entonces. El precio finalmente se fijó en 33,4 euros tras descontar el dividendo y daba a BME una valoración global de algo más de 2.800 millones de euros.

En un principio, el operador suizo dio un plazo de 43 días para aceptar la oferta, hasta el 11 de mayo, pero la crisis sanitaria del coronavirus obligó a la compañía suiza a alargar el plazo hasta el 5 de junio. En total, 68 días, apurando el límite legal de 70 días que establece la ley de opas.

Durante todo el proceso, BME estuvo asesorado por Latham & Watkins y Morgan Stanley mientras que Six ha contado con Linklaters, Credit Suisse, Alantra, Santander, BBVA y CaixaBank.

Resultados de BME y SIX

El Grupo registró un beneficio neto de 439,6 millones de francos suizos (casi 400 millones de euros) en 2020, frente a las ganancias de 120 millones de francos obtenidas en 2019 (unos 109 millones de euros), ha informado este miércoles la compañía.

Incluida la contribución de Bolsas y Mercados Españoles (BME), recientemente adquirida por SIX, los ingresos de explotación del operador bursátil suizo sumaron 1.376 millones de francos (1.250 millones de euros), cifra un 21,8% superior a la de 2019.

El grupo ha atribuido el aumento de sus ingresos a la contribución adicional que, desde el cierre de la operación, el pasado mes de junio, ha supuesto la adquisición de BME (196,6 millones de francos, 178 millones de euros), así como a la gran actividad comercial en las Bolsas.

Asimismo, la compañía ha explicado que la venta de 10,1 millones de acciones de Worldline produjo ganancias al grupo. Worldline sigue siendo la mayor participación de SIX, aunque ésta se ha reducido del 21,8% a un 10,7% respecto de 2019 por las transacciones realizadas por ambas partes.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) de SIX ascendió el año pasado a 368,9 millones de francos (casi 335 millones de euros), con 72,8% más que en 2019.