La criptodivisa bitcoin ha mantenido este martes la racha alcista que lleva manteniendo desde hace varias semanas y ha llegado a alcanzar un nuevo máximo histórico, al registrar un cruce superior a los 50.000 dólares.

En concreto, sobre las 13.30 horas el bitcoin ha registrado un leve repunte en su cruce frente al dólar que ha llevado a la criptodivisa creada por Satoshi Nakamoto a cambiarse 50.191 dólares. Sin embargo, el pico de actividad ha sido momentáneo y poco después el canje ha perdido la cota de los 50.000.

Desde el último trimestre de 2020, el bitcoin viene experimentado una racha alcista continuada, aunque en las últimas semanas ha atraído una mayor atención por parte de los mercados después de que el fundador y consejero delegado de Tesla, Elon Musk, mostrara su entusiasmo por dicha criptodivisa en su perfil de la red social Twitter.

Tesla motivó esta racha alcista

De hecho, pocos días después, Tesla informó de que había decidido invertir 1.500 millones de dólares (1.238,5 millones de euros) que tenía disponibles en efectivo en bitcoin, así como que planeaba aceptar la divisa digital en el futuro como forma de pago por sus vehículos.

Dogecoin, la otra criptodivisa recomendada por Musk, no ha compartido este martes la racha del bitcoin, ya que en su cruce frente al dólar ha registrado una caída del 9,84%, hasta situarse en 0,055835 dólares por cada dogecoin.

Meteóricas subidas

En lo que va de 2021 las cotizaciones de bitcoin han subido un 50%, comparado con una ganancia del 3,5% en el índice Standard & Poo, y del 1,8% en el índice del Dow Jones, mientras que el Índice Nasdaq ha subido un 7,5% y los precios del oro han bajado un 3,5%.

Tesla, por su parte, cerró un 2020 histórico por sus resultados económicos, sobre todo para ser un fabricante que produce apenas de 500.000 coches al año, veinte veces menos que los más grandes fabricantes, como Volkswagen o Toyota, ambos por encima de los 10 millones de coches producidos. En menos de un año pasó de ser una empresa que provocaba dudas a los analistas de Wall Street y que aspiraba a ser adquirida por Apple a convertirse en un monstruo valorado en casi 660.000 millones de dólares, tras ganar 550 millones de dólares en los últimos 12 meses.

En apenas un año, su capitalización bursátil se multiplicó por cinco a pesar de la crisis causada por la pandemia durante gran parte de 2020, y de que el fabricante norteamericano sigue siendo una empresa "marginal" en el sector en cuanto a volumen de producción y ventas. Y es que la empresa con sede en la localidad californiana de Fremont, donde también se encuentra su única planta de montaje en Estados Unidos, cerró 2020 con una producción de casi 510.000 vehículos, un 40% más que en el ejercicio anterior. En poco más de diez años, el valor de las acciones de Tesla se ha multiplicado casi por 35 desde que inició su andadura bursátil en julio de 2010 a 17 dólares por acción.