El gigante tecnológico surcoreano Samsung Electronics ha anunciado este jueces que logró un beneficio neto de 7,14 billones de wones (unos 6.435 millones de dólares, 5.308 millones de euros) en el primer trimestre del año, lo que supone un 46,2 % más con respecto al mismo periodo de 2020.

La empresa logró, además, un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 9,75 billones de wones (8.785 millones de dólares, 7.247 millones de euros), lo que implica un 42,9 % más que hace un año, y amplió su ganancia operativa un 45,5 % hasta los 9,38 billones (8.450 millones de dólares, 6.973 millones de euros).

Facturación de Samsung

Facturó, además, en enero-marzo 65,38 billones de wones (58.905 millones de dólares, 48.597 millones de euros), lo que supone un salto interanual del 18,19 %.