BBVA tiene en mente realizar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a 3.000 empleados, el 10% de la plantilla que la entidad tiene en España, según publica este miércoles Expansión. De momento, es sólo la intención del banco, ya que hasta la fecha no se han iniciado las negociaciones con los sindicatos.

Este ERE, de llegarse finalmente a producir, sería el primero en el BBVA, ya que hasta ahora, su estrategia para aligerar plantilla era la de incentivar las bajas voluntarias y las prejubilaciones. De hecho, tal y como relevó David Cabrera en Vozpópuli en febrero de 2020, la entidad firmó 611 prejubilaciones en 2019, un 25% más que en el año anterior.

Así, la entidad presidida por Carlos Torres se une al resto de bancos españoles que durante el pasado año tomaron la decisión de realizar un recorte en sus plantillas. La cifra de despidos calculada a finales de noviembre de 2020 alcanzaba la de los 12.000, pero esa cantidad podría ser muy superior sumando, por ejemplo las bajas que se produzcan en Bankia y Caixabank (las negociaciones comenzarán en marzo y se calcula que podrían ser al menos 7.000) y Santander (que podría afectar a 3.000 empleados) y Sabadell (a 2.000).

BBVA
Carlos Torres Vila, presidente de BBVA. EFE

De hecho, en esa misma fecha, a finales de noviembre del año pasado, los representantes sindicales de BBVA ya temían que la entidad tuviera en mente realizar una reducción de plantilla.

Coste y cuándo se realizaría dicho recorte de personal

La idea que tiene BBVA es realizar el reajuste en el primer semestre de 2021, para así poder notar el ahorro de los sueldos durante el mismo ejercicio. Además, según apunta Expansión, los costes del recorte se financiaría con la venta de su filial en Estados Unidos.

Beneficio de 1.305 millones en 2020

El grupo BBVA cerró 2020 con un beneficio de 1.305 millones de euros, lo que supuso un descenso del 62,9% respecto a un año antes, tras extraodinarios derivados del ajuste negativo de 2.084 millones de euros por el fondo de comercio de Estados Unidos, realizado en el primer trimestre de 2020, y las plusvalías netas de 304 millones de euros por la venta del negocio de seguros de no vida en España a Allianz, contabilizadas en el cuarto trimestre.