El BBVA ha planteado este jueves a los sindicatos el despido de 3.800 empleados en España, el 16,3% de una plantilla de unos 23.300 trabajadores, además del cierre de 530 oficinas, el 21,3 % de su red, en aras de ganar rentabilidad y eficiencia, según ha podido confirmar Vozpópuli por fuentes sindicales.

Este excedente afectará a 3.000 personas de la red de oficinas (más de un 21% de las personas que actualmente trabajan en ella) y las 800 restantes de servicios centrales (5% del total actual).

El mayor cierre de oficinas se producirá en Cataluña (202) y en el centro del país, con un total de 101 clausuras en Madrid y Castilla La Mancha. Le siguen Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla (76); Galicia, Asturias y Castilla y León (59); Comunidad Valenciana, Islas Baleares y Murcia (35) y Canarias (14).

A cierre de 2020, el BBVA contaba en España con 29.330 empleados, sin embargo, si se excluyen los trabajadores de distintas sociedades del banco que no se verán afectados por los ajustes, la cifra queda en unos 23.300, de ahí que las 3.800 salidas planteadas sean el 16 %; la cifra de oficinas, en la misma fecha, era de 2.482. 

La respuesta de los sindicatos

Desde CCOO consideran que "se trata de unas cifras y un planteamiento de salida insostenible y escandaloso, que se aleja de todo aquello que el banco ha querido hacer creer a la plantilla".

Asimismo, el sindicato añade que "detrás de estos números hay personas y sus familias, que se van a quedar sin fuente de ingresos mientras la alta dirección mantiene e incrementa unos sueldos millonarios, como ya denunciamos en la última Junta General de Accionistas y que no se corresponden con la gravedad de la situación".

ERE en Caixabank

Estos datos llegan dos días después de que Caixabank apuntara un ERE para 8.291 empleados después de su fusión con Bankia. Caixabank ha propuesto que el porcentaje de empleados mayores de 50 años que se adscriban voluntariamente al plan de bajas no podrá superar el 50% del total de salidas. Paralelamente, el banco ha empeorado las condiciones para los más mayores comparando éste con el suscrito en 2019.

El 70% de las bajas se producirán en las sucursales. En cifras totales, 1.861 despidos se han destinado a servicios centrales; 5.742 a la red y los 688 restantes a otras áreas.

Durante la reunión, en la que Caixabank ha defendido que se hace el ERE por motivos productivos y organizativos, también ha planteado la propuesta de indemnización para las extinciones de contrato y se ha trasladado el compromiso de la entidad con un plan de recolocación y acompañamiento de todas las personas afectadas. El banco se ha comprometido a dar más detalles en próximas reuniones.