BBVA ha colocado hoy en el mercado 1.000 millones de euros en deuda senior preferente a cinco años, que destinará a financiar proyectos sociales que ayuden a mitigar el impacto de la pandemia del coronavirus. Se trata de la primera emisión de estas características que hace un banco privado en Europa con motivo del covid-19, según explica la propia entidad en una nota, que añade que la demanda ha sido casi cinco veces superior a la oferta.

Asimismo, el tipo de interés de estos bonos ha quedado fijado en el "mid swap" -la referencia del mercado para este tipo de emisiones- más 112 puntos básicos, con lo que no ha alcanzado el precio indicativo inicial, que era el "mid swap" más 145 puntos básicos.

Se trata de un bono de deuda senior preferente emitido en euros con un plazo de cinco años, es decir, con vencimiento el 4 de junio de 2025, y con un cupón anual fijo. Esta emisión forma parte del compromiso de la entidad de movilizar 100.000 millones de euros entre 2018 y 2025 para luchar contra el cambio climático e impulsar el desarrollo sostenible.

Adicionalmente -añade BBVA- esta emisión permite refinanciar otra anterior, también de deuda senior preferente, por importe de 1.000 millones de euros, que vencía en menos de un año, lo que implicaba que ya no sería computable a efectos del capital mínimo capaz de absorber pérdidas que tienen que tener los bancos, denominado MREL.

Se trata de la cuarta emisión que lanza este año BBVA en el mercado mayorista y la primera en formato senior preferente, tras las de deuda senior no preferente y deuda subordinada Tier 2, ambas realizadas en enero, y otra de deuda senior no preferente en el mercado suizo, lanzada en febrero.

Las entidades colocadoras han sido BBVA, Deutsche Bank, Natixis, Nomura, Société Générale y Unicredit, explica BBVA, que precisa que han recibido 298 órdenes de compra de inversores.