No será hasta mediados de junio cuando la mayoría de los bares madrileños abran sus puertas. En concreto, según los datos que maneja la patronal Hostelería Madrid, el 60% de los bares y restaurantes de la capital no levantará la persiana hasta la fase 2. De hecho, este lunes, cuando las terrazas podían empezar a abrir hasta el 50% de su capacidad, solo lo han hecho un 10% de los establecimientos, siempre según los datos de la patronal.

Una decisión que viene determinada por el límite de aforo, por un lado; y por la complicación para pedir permisos municipales para agrandar las terrazas, por otro. Así, la mayoría de los hosteleros considera que no les resulta rentable abrir el exterior de los establecimientos si el límite de mesas es del 50%.

En este sentido, fuentes de la patronal hostelera explican que el tamaño medio de las terrazas de la capital no compensa abrir a la mitad; una reclamación que suma a la que lleva días haciendo Hostelería de España, que agrupa a los 300.000 bares y restaurantes españoles, que ha pedido al Gobierno en varias ocasiones que elimine el límite de aforo y regule los establecimientos según las medidas higiénico-sanitarias y de separación entre mesas que haya implantado. Hasta el momento, sin embargo, el Ejecutivo ha mostrado su negativa a eliminar la limitación de aforo y, si no hay cambios, la mantendrá en las siguientes fases.

A esto se suma el "miedo" de los hosteleros a que el consumo no evolucione de forma favorable, algo que resultará determinante para poder sacar a todos los empleados del ERTE y tratar de volver a funcionar con normalidad. En este sentido, desde Hostelería Madrid recuerdan que los empresarios hosteleros "temen no poder compensar los gastos": alquiler del local, salario de los trabajadores, tasas y tributos, etc.

Sin barra en la fase 2

Con todo, y aunque la mayoría de los establecimientos prevé abrir en la fase 2, lo cierto es que los bares y restaurantes tampoco pueden abrir todas sus instalaciones; de hecho, a partir de este lunes, en las provincias que ya están en esta fase, han podido abrir el interior de los locales, pero hasta un 40% de su aforo. 

Además, la barra todavía no puede ser utilizada, algo que no ocurrirá hasta la fase 3. Así, el sector hostelero ha solicitado ampliar hasta un mínimo del 50% el aforo ya en la fase 2 en el interior de los locales de hostelería siempre y cuando la distancia de seguridad pueda garantizarse. 

La hostelería, según los datos que manejan en el sector, podría perder alrededor de 900.000 empleos y más de 54.000 millones de euros hasta final de año si no se recupera el turismo y se ponen en marcha "planes de apoyo al sector" en la línea de los aprobados en Francia o Italia.