Los analistas de Barclays ven 'ganadores' y 'perdedores' en la transición energética. Según su informe sobre el proceso de descarbonización, que ha distribuido esta semana entre sus inversores, las empresas que operan con energías renovables e infraestructuras de energía serán las grandes beneficiadas de este proceso, mientras que los distribuidores de gas y de transmisión de energía no necesitarán inversiones en este nuevo escenario. 

Esta división señala directamente a Naturgy y Red Eléctrica. "No prevemos inversiones materiales necesarias en las redes de distribución de gas, teniendo en cuenta que los materiales utilizados en las tuberías son aptos para transportar hidrógeno o gases alternativos a los consumidores domésticos", explican los analistas de Barclays sobre por qué ven a empresas como Naturgy o Italgas como 'los perdedores' de la transición energética. 

"No vemos tampoco beneficios materiales en las compañías locales de transmisión de energía por la descarbonización", valoran sobre empresas como Red Eléctrica o la italiana Terna. "Teniendo en cuenta la tendencia creciente hacia los desarrolladores renovables que construyen su propia línea de transporte para conectar granjas eólicas y solares del tamaño de las empresas de servicios públicos a la red de transmisión principal", añaden. 

Los analistas de Barclays consideran que las acciones de Red Eléctrica deben cotizar en 16,7 euros por acción, un 8% por debajo de los 18,16 euros con los que cerraba este viernes. Con Naturgy son más optimistas. Los analistas de la casa británica esperan que sus acciones aumenten su valor un 11%, de los 23,95 euros con los que cerraba en su última sesión a su precio objetivo de 26,6 euros.

Aunque insisten en que la empresa que dirige Francisco Reynés tiene "beneficios limitados por el tema de la carbonización, dada su falta de masa crítica en las energías renovables y la exposición limitada al tema de la conversión de hidrógeno". 

Los ganadores 

Para los analistas del banco británico, Acciona está bien posicionada para la época de revolución verde que se avecina. Hasta tal punto que Barclays ha mejorado en un 4% el precio objetivo de los títulos de la compañía española de 114 a 118 euros por acción, un 9% superior a los 107,8 euros con los que cerraba el viernes. "No creemos que tenga la escala para capitalizar la oportunidad de crecimiento de la descarbonización, creemos que el precio de las acciones de Acciona no ha incluido el valor total de su cartera de proyectos", explican. 

Su energética española preferida es Iberdrola. "Consideramos que tiene la escala y el músculo financiero para beneficiarse de la oportunidad de crecimiento en el proceso de descarbonización", afirman los analistas. Su positivismo es tal que han aumentado un 25% su precio objetivo de la compañía "para reflejar la creación de valor de nuevas inversiones en renovables e inversiones en infraestructura", detallan. Estiman que su valor es de 11 euros por acción, un 7% superior a los 10,28 euros por acción con los que cerró la última sesión. 

A Enagás le dan otra inyección de esperanza incrementando un 20% su valoración de la compañía hasta los 21 euros por acción, un 7% menos que su valor actual, y la culpa la tiene "la creación de valor adicional de 400 millones de euros a partir de nuevas inversiones en la conversión a tuberías de hidrógeno", afirman.

Endesa, por último, también mejora en un 9% la visión de Barclays hasta los 23,1 euros, aunque para ellos la compañía "también parece haber sido más limitada hasta ahora en términos de acciones que ha tomado en respuesta a nuestro tema de transición energética", concluyen.