Ávoris, división de viajes del grupo Barceló, ha comunicado por burofax a casi medio centenar de empleados del equipo de W2M -división del grupo Iberostar- la apertura de una investigación interna por presunta competencia desleal en los nuevos proyectos del grupo, según ha podido saber Vozpópuli.

Las cartas enviadas el pasado viernes y entregadas durante el fin de semana, a las que ha tenido acceso este periódico, están firmadas por el presidente de Ávoris, Vicente Fenollar, y advierten de una posible denuncia penal ante la Justicia en caso de que W2M no cese en sus actividades.

En concreto, Ávoris asegura que "han obtenido evidencias documentales acreditativas" de que exdirectivos y trabajadores de Ávoris, durante su vinculación con esta empresa, “participaron activamente en el diseño del nuevo proyecto del grupo turístico de integración vertical W2Fly / W2M”.

Iberostar ha lanzado su propia aerolínea y trabaja en la creación de una red de agencias de viajes

Iberostar ha lanzado recientemente W2Fly, una nueva aerolínea que formará parte del grupo W2M. Este grupo, propiedad de la familia Fluxá, está dirigido desde principios de 2020 por Gabriel Subías, exCEO de Ávoris. Tras su llegada, W2M ha puesto en marcha varias líneas de negocio además de la compañía aérea, como la creación de una red de agencias de viajes y turoperadores propios.

El grupo Ávoris, asesorado por Garrigues, denuncia unos “gravísimos hechos” de “aprovechamiento del esfuerzo ajeno, acceso ilegítimo a información confidencial y secretos empresariales y, a la postre, pasar a competir deslealmente con Ávoris, obteniendo ilícitamente una ventaja concurrencial con la intención de obstaculizar, eliminar o debilitar gravemente a Ávoris como competidor del nuevo proyecto W2M”.

Esta comunicación está dirigida a varias sociedades, entre las que se encuentran Balear de Inversiones Financieras S.L. (Iberostar), el departamento jurídico del Grupo Iberostar, World 2 Meet o World 2 Fly, la nueva aerolínea del grupo. También se han enviado cartas a 44 personas físicas, extrabajadores de Ávoris que ahora forman parte de W2M; entre ellas el CEO, Gabriel Subías.

Trasvase de trabajadores a Iberostar

Ávoris (Barceló) acusa a W2M (Iberostar) y a sus directivos de "diseñar ese proyecto mientras trabajaban en la competencia" y también de “identificar a las personas de Ávoris que debían formar parte del nuevo proyecto, utilizando datos de carácter personal e información financiera confidencial para el análisis de los costes”. Según dicen, hay “más de cien trabajadores afectados”.

En el marco de estas presuntas actuaciones, Ávoris denuncia que se han encontrado "evidencias" de que 44 personas, durante su vinculación con la empresa, “participaron activamente” en el desarrollo de los nuevos proyectos del grupo Iberostar.

En concreto, según Ávoris, los receptores de la carta habrían participado en la adquisición de Viajes Dos por parte de W2M; en el diseño del naming de las nuevas compañías vinculadas a W2M; en la obtención del certificado de operador aéreo (AOC); en la elaboración del business plan de W2Fly; y en la negociación de los contratos para el arrendamiento de dos aviones para esta nueva aerolínea, “aprovechando” información confidencial de Evelop (la compañía aérea de Ávoris).

Por su parte, fuentes de W2M manifiestan a Vozpópuli su "total sorpresa por tales acusaciones", que consideran "desprovistas de todo rigor", pues aseguran que "han sido requeridas algunas personas que ni siquiera son trabajadores de W2M". "Sorprende que tales conductas, que en su escrito se consideran acreditadas con evidencias documentales, no hayan sido puestas en conocimiento de los tribunales de Justicia", comentan.

El siguiente paso: los tribunales

Ávoris ya envió una carta a W2M el pasado 4 de agosto de 2020, a la que la segunda empresa respondió una semana después, según consta en el comunicado al que ha tenido acceso este medio. Tras esto, Ávoris insiste en que sus requerimientos han sido “desatendidos”. En este sentido, Vicente Fenollar pide a Iberostar que “proceda al cese inmediato de los comportamientos ilícitos y contrarios a la competencia”.

En esta nueva carta, la división de viajes del grupo Barceló informa de que “el análisis pericial del que han resultado tales evidencias documentales aún no está finalizado” y "se mantiene abierto ante las sospechas de otros actos ilícitos adicionales". Tan pronto se culmine, “se procederá al ejercicio de cuantas acciones nos amparen en Derecho, incluyendo, de ser procedente, el ejercicio de las acciones penales pertinentes”, advierte.

Desde W2M también reconocen que están analizando con su equipo de abogados las consecuencias jurídicas de lo que consideran "un total menoscabo al derecho fundamental a la libre elección del puesto de trabajo, así como al ejercicio de la libre competencia". Asimismo, W2M y sus directivos y empleados "se reservan el derecho a ejercer las acciones pertinentes por la campaña de difamación que Ávoris está realizando del proyecto y equipo ante proveedores, clientes y competidores".